No es cuestión de cómo juega nuestro equipo (4-4-2 o 4-3-3), ni si el orden táctico va en una dirección u otra. Lo importante de este equipo son sus jugadores y las posibilidades que brindan al entrenador. Sí, tienes un problema… pero bendito problema.

Este equipo tiene la plantilla más completa y compenetrada que haya tenido un equipo en la historia del fútbol moderno; y en ello ha tenido mucho que ver Zinedine Zidane. Con 23 jugadores el entrenador cuenta con dos opciones, de primer nivel, por cada puesto. Lo que vienen siendo dos equipos titulares, con múltiples opciones de alineación, estrategia y planteamiento.

 

Zizou, tienes un problema.

El problema ya no es seleccionar quienes serán los titulares del equipo ante el siguiente rival; sino cómo va a rotar el equipo y no quien se va a quedar en el banquillo, sino quién se queda en la grada. El mejor ejemplo es Llorente convocado en el estreno liguero, debutó con el primer equipo en el segundo tiempo, y en el rato que estuvo sobre el campo dejo destellos y maneras de ser un buen escudero para los nuestros.

Cada fin de semana se encuentra el mismo problema, a quién deja en la grada, quién se queda en el banquillo y quienes saltan al campo. Ya no es el problema del famoso “Plan B” del año pasado, ahora son veintitrés problemas… uno por cada jugador.

La virtud del mister soluciona este problema, pues es un maestro de las rotaciones, del dosificar al equipo y en dar minutos y protagonismo a todos. El año pasado demostró su acierto en los planteamientos y se beneficio de un sistema de rotaciones nunca visto hasta entonces en el Bernabéu, ni en cualquier otro equipo del mundo.

4-4-2, los números mágicos.

No es cuestión del planteamiento táctico que despliegue el equipo sobre el campo, sino que nuestro mister maneja unos número mágicos para el centro del campo. Podríamos hablar de un 4-4-2, un 2-4-4 o un 4-2-4, el resultado sería el mismo: Espectacular. Me explico:

4: Los cuatro “supuestos titulares”: En este segmento del campo concentramos el cerebro y el motor del equipo. Podríamos decir que estos cuatro elegidos son:

  • Toni Kroos (8) – 27 años: El dandi.
  • Lucka Modric (10) – 31 años: El cerebro.
  • Casemiro (14) – 25 años: El pulmón… goleador.
  • Isco (22) – 25 años: Magia, pura magia.

4: Los cuatro “supuestos suplentes”:

  • Marcos Llorente (18) – 22 años: El Pulmón de Valdebebas.
  • Marco Asensio (20) – 20 años: Diferente y novio del gol.
  • Mateo Kovacic (23) – 23 años: Destrucción y construcción, a otro ritmo.
  • Dani Ceballos (24) – 21 años: Talento y conducción.

2: Dos delanteros adaptados: La flexibilidad del equipo provoca que dos delanteros jueguen y se muevan por el área media como peces en el agua. Me refiero a:

  • Gareth Bale (11) – 28 años: El expreso de Cardiff.
  • Lucas Vázquez (17) – 26 años: La velocidad, la constancia y ejemplo de la cantera.

 

Tienes un Problema con futuro

Querido Zidane bendito problema el que tienes entre manos. Lo mejor para los madridistas es que lo tendrás durante muchos años, pues la media de edad del equipo esta en los 26 años, y seis de estos ocho centrocampistas están por debajo de los 25 años, con una edad media de 24 años.

Jugadores jóvenes, con mucho rodaje, con recorrido y con un futuro esperanzador por delante. Futuro blanco… si desde luego quieren seguir siendo Reyes de Europa y unos ganadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here