Zidane, tras la estela de los cracks que triunfaron en el banquillo

0
34
zidane real madrid cuarenta
El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane

Zinedine Zidane es historia viva del Real Madrid. El técnico francés guía desde el pasado 4 de enero al conjunto blanco con una contundencia y saber hacer más propios de un experimentado entrenador que de alguien que acumula apenas tres años en los banquillos. Pero Zidane cuenta con un arma que muy pocos técnicos poseen: la excelencia dentro de los terrenos de juego.

El galo es considerado uno de los mejores jugadores de la historia, y por supuesto, del Real Madrid. El fútbol internacional pudo disfrutar de la calidad y del manejo de balón del francés durante 17 inolvidables temporadas. ¡Cómo no recordar!, por ejemplo, la final de Champions de 2002 y su volea inclasificable. O sus dos tantos con la selección francesa ante Brasil en la final del Mundial de 1998.

 

Admiración y liderazgo a raudales

El nombre del entrenador madridista estará siempre ligado a la historia del fútbol. Podría estarlo aún más si lleva a buen puerto las esperanzas puestas en él como técnico del primer equipo. La brutal racha que acumula el equipo –no pierde desde abril tras caer con el Wolfsburgo en Champions– es solo una muestra de la capacidad de Zidane para dirigir a la perfección a los jugadores blancos.

Una estrella como el galo es siempre un espejo en el que mirarse y eso se nota. Los futbolistas blancos le admiran y su personalidad ha calado de lleno dentro del vestuario. Tanto las estrellas del equipo, como los más jóvenes y canteranos. Todos profesan una tremenda admiración hacia el técnico y siguen sin dudar sus órdenes. Cómo no hacer caso a alguien que levantó un Balón de Oro, un Mundial, una Eurocopa, una Champions League y así un largo etcétera de éxitos a nivel grupal e individual.

Tal es el éxito prematuro de Zidane –en su primer año como entrenador del primer equipo lleva ya la Champions y la Supercopa de Europa– que ya se le empieza a comparar con otros grandes entrenadores que pudieron disfrutar también del éxito como jugadores.

 

Miguel Muñoz y Del Bosque, ejemplos madridistas

En el Real Madrid, el primer gran jugador y posteriormente entrenador fue Miguel Muñoz. El madrileño tuvo una fantástica trayectoria como jugador madridista, logrando la friolera de tres Copas de Europa y cuatro Ligas. Tras retirarse se convirtió en el técnico blanco y levantó la Copa de Europa ese mismo año. Fue el primero en lograr el entorchado continental como jugador y como técnico.

Otro de los grandes históricos del conjunto blanco es Vicente del Bosque. El técnico que dirigió a la España campeona del mundo y de Europa fue como jugador el timón del Real Madrid durante varias campañas, consiguiendo hasta cinco Ligas y cuatro Copas. Pero su etapa como entrenador ya supera todos los calificativos. Dos Champions, dos Ligas, una Eurocopa y un Mundial están al alcance de muy pocos. El ‘marqués’ es uno de ellos.

Son solo dos ejemplos de una larga lista de estrellas del Real Madrid que tras triunfar como jugadores lo hicieron también posteriormente como técnicos (Di Stéfano, Molowny, Valdano…).

Miguel Muñoz, entrenador madridista desde 1959 hasta 1974
Miguel Muñoz, entrenador madridista desde 1959 hasta 1974

 

Guardiola y Luis Aragonés asombraron a España

En la Liga española el ejemplo más cercano es el de Pep Guardiola. El que fuera técnico azulgrana formó parte del Dream Team logrando numerosos títulos. Pero sería como entrenador cuando se llevó su mayor gloria dirigiendo a Messi y compañía. Un caso parecido es el de su mentor, Johan Cruyff. El holandés, considerado uno de los mejores jugadores de la historia, fue el creador del Dream Team del Barcelona e imprimió en este equipo el estilo que aún ahora continúa.

Pero no podemos olvidar al gran Sabio de Hortaleza. Luis Aragonés consiguió tres títulos ligueros con el Atlético de Madrid, así como dos Copas del Generalísimo. Pero fue como entrenador cuando logró su mayor éxito. Dirigió a España hacia la victoria en la Eurocopa de 2008. Al Atlético le llevó hasta la Copa Intercontinental de 1974, a la Liga de 1977 y a otras tres Copas del Rey.

 

Alemania sí entiende de mitos

Fuera del panorama nacional otras muchas estrellas de este deporte también apostaron por pasarse a los banquillos tras triunfar como jugadores. El Káiser Franz Beckenbauer, uno de los mejores defensores de la historia, logró como jugador en cuatro ocasiones la Bundesliga, en tres la Copa de Europa, así como la Eurocopa y el Mundial. Desde el banquillo repitió victoria en el Mundial, completándolo con una Copa de la UEFA y una Bundesliga.

Y sin salir de Alemania dejamos el último ejemplo. Jupp Heynckes lideró al Borussia Mönchengladbach en los 70, llevándose cuatro Bundesligas y una UEFA. Y, al igual que Beckenbauer, logró un Mundial y una Eurocopa como jugador. Como técnico, además de tres Bundesligas, consiguió dos Champions League, una de ellas la Séptima del Real Madrid.

Esta lista de ilustres del fútbol, que han triunfado como jugadores y como técnicos, es una referencia para Zidane. Si continúa su fantástica labor al frente del Real Madrid como hasta ahora, quién sabe si no puede acabar convirtiéndose en el técnico más laureado de la historia. Solo el tiempo lo dirá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here