Como tirar una eliminatoria al final e inicio de los partidos

0
94
real madrid bayern casillas kahn
Referee Lubos Michel intervines as Bayern Munich's goalkeeper Oliver Kahn, left, argues with Real Madrid's goalkeepr Iker Casillas during a Champions League first knockout round, second-leg soccer match against Real Madrid at the Allianz Arena in Munich, Germany, Wednesday, March 7, 2007.

Otra vez en octavos, pero en esta ocasión con los papeles intermcabiados. El Olympique de Lyon precedió a los blancos en su grupo, lo que le abocó a empezar la eliminatoria en el Bernabéu. Hitzfeld se toparía en el banquillo contrario con otro nuevo entrenador. En este caso Capello. El italiano, en la ida, no podía contar con Sergio Ramos y Diarra. De la partida tampoco fue Emerson, un jugador con el que era muy crítico el Bernabéu.

Ninguno de los dos equipos afrontó la eliminatoria en su mejor momento. Ambos se ubicaban cuartos en sus Ligas y eliminados de sus Copas nacionales. Curiosamente el Bayern, que fue quien se clasificó, acabó en ese puesto en la Bundesliga, fuera de la zona Champions, competición que se perdería la temporada siguiente. Mientras, el Madrid terminaría siendo campeón de Liga tras una remontada en las últimas jornadas, pero a finales de febrero ocupaba la cuarta plaza del campeonato español.

Pero una eliminatoria entre Madrid y Bayern está por encima de esa situación. La esencia de ambos es la Copa de Europa y estén como estén son favoritos. El plus de eliminar al otro es una inyección de moral. El Madrid empezó la ida en busca del gol. Van Nistelrooy se fabricó una ocasión en lucha con la zaga muniquesa, pero su remate salió alto. En el minuto 11 el holandés vio el desmarque del siempre vivaracho Raúl. El 7 blanco salvó la salida de Kahn y remató a puerta vacía.

 

Fallos en ambas zagas

El Madrid dio un paso atrás y lo pagó con el gol de Lucio. Un gol incomprensible ya que remató en soledad una falta sacada casi en el centro del campo. Tampoco es que la defensa alemana estuviera siendo perfecta. Lo dejaron bien claro en un córner botado por Beckham al segundo palo donde Helguera se impuso a tres defensas. Su remate al primer palo fue remachado por Raúl. Kahn fue un mero espectador.

Por lo menos tras este gol el equipo no se fue para atrás y explotó la endeblez de la retaguardia bávara. Beckham sacó una falta lejana y a media altura  y el balón llegó hasta Van Nistelrooy al área pequeña y ahí fusiló a Kahn.  En la contestación a Makaay le faltó contundencia ante Casillas.

En la segunda parte los blancos intentaron explotar las contras, o alguna falta, como la que Kahn le sacó en la escuadra a Beckham. Mientras el Bayern demostró sus limitaciones ya que lo único que proponía eran balones bombeados o tiros lejanos. Ni cuando Casillas cantaba tenían la mira bien centrada. Solo una vez tiraron desde dentro del área, mérito de Pizarro, pero Casillas atajó con su proverbial felinidad. Lo cierto es que el Madrid se confió en exceso y ahí estuvo su pecado. Casi al final del partido, un rechace fue cazado por Van Bommel en la frontal del área y enganchó un tiro ajustado al palo. Un buen resultado se convirtió en una vuelta envenenada.

 

Diez segundos y gol de Makaay

Y tanto que lo fue. El plan de Capello, que no pudo contar con un lesionado Cannavaro en la víspera, se desmoronó a los 10 segundos. Fue el tiempo que transcurrió entre el saque de centro y el gol de Makaay, a centro de Salihadmizic que le había robado el balón a Roberto Carlos. El Bayern en casa y a la contra. Solo un milagro explica como el Madrid pudo llegar al descanso sin un marcador más adverso. Casillas y la mala puntería muniquesa, Podolski y Makaay, pusieron de su parte. Capello metió a Guti a la media hora, pero el Madrid no tenía bandas. Alguna ocasión tuvo, como una de Raúl en el que la pelota salió próxima a la escuadra, pero se veía como empaque.

El técnico italiano llenó el equipo de delanteros en la segunda parte, pero el gol que llegó fue el alemán, con un remate de Lucio en un córner al segundo palo. El Madrid reaccionó y, entre susto y susto sobre la puerta de Casillas, marcó gracias a un penalti sobre Robinho transformado por Van Nistelrooy. Incluso logró un segundo, pero Sergio Ramos se acomodó el balón con la mano antes de batir desde la frontal a Kahn. La Décima tendría que esperar. Mientras el Bayern caería en la eliminatoria siguiente ante el Milan, que acabó ganando la Champions al vencer en semifinales al Manchester United y en la final al Liverpooll en Atenas.

 

 

Alineaciones

Ida, 20 de febrero de 2007. Real Madrid-Bayern Múnich (3-2)

REAL MADRID: Casillas; Torres, Cannavaro, Helguera, Roberto Carlos (Raúl Bravo 59); Beckham, Gago, Raúl, Guti; Higuaín (Robinho 53) y Van Nistelrooy. Entrenador: Fabio Capallo.

BAYERN MÚNICH: Kahn; Sagnol, Lucio, Van Buyten, Lahm; Van Bommel, Hargreaves, Demichelis (Salihamidzic 46), Schweinsteiger (Scholl 79); Makaay y Podolski (Pizarro 61). Entrenador: Ottmar Hitzfeld.

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 80.300
ÁRBITRO: Frank de Bleeckere (Bélgica). Tarjetas a Demichelis, Schweinsteiger y Hargreaves.
GOLES: 1-0 (10) Raúl. 1-1 (23) Lucio. 2-1 (28) Raúl. 3-1 (34) Van Nistelrooy. 3-2 (88) Van Bommel.

 

Vuelta, 7 de marzo de 2007. Bayern Múnich-Real Madrid (2-1)

BAYERN MÚNICH: Kahn; Sagnol (Gorlitz 85), Luicio, Van Buyten, Lahm; Salihamidzic, Hargreaves, Van Bommel, Schweinsteiger; Makaay (Pizarro 69) y Podolski (Demichelis 88). Entrenador: Ottmar Hitzfeld.

REAL MADRID: Casillas; Torres, Helguera, Sergio Ramos, Roberto Carlos; Gago (Robinho 75), Emerson (Guti 32), Diarra, Raúl; Higuaín  (Cassano 46) y Van Nistelrooy. Entrenador: Fabio Capello.

ESTADIO: Allianz Arena. 69.500
ÁRBITRO: Lubos Michel (Eslovaquia). Expulsó  Van Bommel y Diarra en el 82. Tarjetas a Sergio Ramos, Guti y Podolski.
GOLES: 1-0 (1) Makaay. 2-0 (66) Lucio. 2-1 (83) Van Nistelrooy. penalti.