“Te cagas, te cagas”, Messi presionó a Hernández Hernández

0
520
Messi te cagas te cagas
@wearemessi

“Te cagas, te cagas”. Fue lo que le dijo Messi a Hernández Hernández antes de saltar al terreno de juego en el segundo tiempo. “Basta ya de regalarles cosas. Hemos ganado la Liga. Te cagas, te cagas. Esto es una puta mierda”, le dijo. El canario miró para el suelo y se hizo el sueco. También dejó sin amonestar a Piqué. El central aplaudió en su cara cuando le mostró la roja a Sergi Roberto. Piqué se fue de rositas.

Con uno menos, el argentino presionó y coaccionó al colegiado canario de cara al segundo tiempo. Así gestionó el argentino la táctica azulgrana para el segundo tiempo. Y por cierto, por supuesto que Hernández Hernández se cagó tras la continuación. 

Primero, por no pitar la clamorosa falta de Luis Suárez en la jugada que supuso el 2-1 azulgrana. El uruguayo derribó al central galo. Se benefició de la caída del zaguero merengue y acabó en el gol de Messi. La jugada le salió a la perfección. Su “te cagas, te cagas” a Hernández Hernández unos minutos antes funcionó a la perfección.

Y para redondear su actuación y el comentario de Messi, el colegiado canario se cagó nuevamente cuando no pitó el clarísimo penalti de Jordi Alba a Marcelo en el minuto 75. Por cierto, Piqué se encaró con el brasileño en el túnel antes de saltar al terreno de juego. Nacho se acercó y le separó. “¿Cómo te puedes quejar si a nosotros nos han expulsado 17 veces?”, le dijo Nacho. Por cierto, Piqué se fue de rositas tras su entrada a Cristiano Ronaldo en el 1-1. El luso sufrió un leve esguince de tobillo y no salió tras el descanso.

El “te cagas, te cagas”, merecedor de una amarilla

Si Hernández Hernández no se hubiese cagado tendría que haber amonestado a Messi por su comentario. Por el “Te cagas, te cagas”, toda una desconsideración al colegiado. Como ya tenía tarjeta amarilla por su escalofriante entrada a Sergio Ramos, que rozó la roja, se tendría que haber quedado con Sergi Roberto en el vestuario culé. Pero lo dicho, el canario no tuvo bemoles de expulsar a La Pulga. Su autoridad quedó por los suelos. Un árbitro no puede permitir que se le falta así el respeto.

Y Messi debe cortarse un poco. Lo malo del argentino es que se cree que esta por encima del bien. Confiemos en que el siguiente colegiado tenga más personalidad con La Pulga porque el tipo seguirá presionando, coaccionando y faltando el respeto al colectivo arbitral. Y para cubrirse las espaldas, Hernández Hernández no reflejó en el acta el “te cagas, te cagas”. No le importó que Messi le dejara a la altura del betún y que le  manden a la nevera. Lo normal es que ya no pitará más esta temporada. Lo malo para el Real Madrid es que le dejó sin dos puntos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here