La tarde más negra de Maradona

0
515
maradona madrid napoles

Diego Armando Maradona y “sus días de gloria” en Madrid. Este podría ser el titular que describiera cómo han sido estos días para “el pelusa”. Desde que llegó a la capital ha estado en boca de todos. Si bien al principio acaparó la atención por su presencia en el Santiago Bernabéu para ver el partido de octavos de final de la Champions entre el Real Madrid-Nápoles, por lo que fue noticia es otra historia…una tarde-noche para el olvido.

 

Enfrentamiento con su novia

La novia de Maradona, Rocío Oliva, habría llamado a la recepción del hotel donde se hospedaban para pedir auxilio. Según parece el ex-futbolista le estaba pegando. Ante estos hechos la policía no tardo en presentarse allí. Tanto Diego como su pareja se negaron a pasar reconocimiento físico, alegando que no iba a denunciar a Maradona.

Maradona lo define como un “Show mediático” 

No se sabe si fue un calentón de la mujer en un momento puntual o es que hubo algo que se trata de ocultar. Lo único cierto es que pocas horas después el astro argentino salió del hotel con la cabeza alta, como si no hubiera pasado nada. Se dirigió a una comida de los representantes del Napoli, club del cual es embajador y del Real Madrid.

Después de la comida “fue entrevistado” pero apenas pudo articular palabra, no sabemos si es que tenía sueño o algo no le había sentado del todo bien.

“Quiero decirle a todos que me encuentro en Madrid, disfrutando de mi familia, y esperando el partido del Napoli, por la Champions. Mi abogado Matías Morla se comunicó con las autoridades españolas. No hay ninguna denuncia y nadie le supo explicar el motivo de este show mediático. Estoy pasando por un gran momento, que la cuenten como quieran…”.

Maradona definió todo como un “show mediático”, un show al que ya nos tiene mas que acostumbrados. Y es que cuando el río suena…agua lleva, Diego.

 

Dio la charla a los jugadores del Nápoles antes del partido

El argentino entró al vestuario del Napoli antes del choque contra el Real Madrid. Fue él el encargado de motivar a los jugadores, como si del entrenador se tratase. No se sabe que dijo, pero lo que está claro es que esta vez si enlazó mas de dos palabras seguidas. Al final la charla no surtió efecto ninguno, los de Sarri se volvieron a Italia con un contundente 3-1 en contra. Ahora sí podrán disfrutar de la pizza, porque goles ya se comieron unos pocos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here