Los Sergios tienen la fórmula del triunfo para el Real Madrid

0
197
ramos llull sergios

Los Sergios deciden de nuevo. Los Sergios tienen la fórmula del triunfo merengue. Tanto en la sección de fútbol como en la de baloncesto.  Ramos y Llull marcan tendencia. Ante el Betis y el Barcelona repitieron ritual. Tiraron de manual. El central volvió a sacar su cabeza salvadora. El escolta su tiro parabólico. Los Sergios marcan tendencia en la Casa Blanca.

Tanto Ramos como Llull son los hombres más buscados por sus compañeros en los últimos minutos para desatascar y decidir partidos. En los Sergios se centran todas las miradas desde la grada. Son la esperanza, el recurso, el último hilo en aferrarse para lograr la victoria. Este fin de semana lo volvieron a hacer. Lo suyo es de leyenda. De nuevo, protagonistas de una nueva gesta. Otra vez firmaron sendos triunfos en fútbol y baloncesto.

 

Los Sergios resuelven ante Betis y Barcelona

Primero fue Sergio Lull. Restaban 6,8 segundos y el Barcelona ganaba 74-75 tras un canasta de Tomic. Rudy Fernández sacó desde la mitad de la cancha. Balón para el escolta. Estaba claro que se iba a jugar la última posesión. Llull avanzó hacia la canasta azulgrana. Tras burlar a su defensor lanzó su característico tiro parabólico. Décimas de segundo de incertidumbre. La magia se hizo efectiva a continuación. El balón entró. La locura colectiva se desató en el Palacio de los Deportes o WiZink Center. ‘El Increíble Llull” volvió a demostrar que no le tiembla el pulso en los minutos finales.

Luego, las emociones fuertes se trasladaron al Santiago Bernabéu. Tras el batacazo culé en Riazor, el panorama pintaba claramente de color blanco. Pero el Betis jugó un gran partido. Concentrado, bien posicionado. Defendió muy bien y enseñó los dientes en ataque. Quedaban diez minutos y el partido iba 1-1.

Zidane había movido piezas. Lucas Váxquez, Benzema y Marco Asensio habían salido como revulsivos. Pero hubo que tirar de la fórmula. Kroos sacó desde la esquina hacia el corazón del área donde irrumpió Sergio Ramos que se lanzó en plancha. Su cabezazo entró como un relámpago en la portería de Adán. El de Camas volvió a ponerse la capa de Superman. Decisivo, letal, salvador. Como su tocayo, Llull. Los Sergios tienen la fórmula del triunfo para el Real Madrid.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here