Sergio Ramos, líder por arrebato; Isco, líder por magia

1
107
Lider Sergio Ramos Isco
@SergioRamos

Uno es el líder espiritual. Por galones, experiencia, personalidad. Por arrebato. El otro, el líder futbolístico. Por talento, imaginación. Por fútbol. Uno es Sergio Ramos. El otro, Isco. Ambos  son referentes en el vestuario y sobre el rectángulo de juego. Y alternan ese liderazgo en el Real Madrid y en la Selección. El madridismo está de enhorabuena por tenerles en su causa. Y La Roja, también. Un privilegio.

En Israel se vio claramente de nuevo. En el primer tiempo, con Sergio Ramos tirando del carro. El de Camas sacó su compromiso viendo la falta de ideas en el juego. Se implicó en las tareas de elaboración. Pisó más de lo debido el campo contrario. No faltó algún que otro remate suyo a portería.

Mucho toque de balón. Mucha presencia española en campo de Israel, pero pocas ocasiones. El balón circulaba lentamente y de manera previsible. Marco Asensio era el único que tiraba de movilidad y de repertorio. Pero no era suficiente. Faltaba una referencia, el eje en el juego. El líder.

Lopetegui deja claro quién es el líder de la Selección

Julen Lopetequi no tenía pensado echar mano de él. Pero viendo el 0-0 le sacó al campo a falta de 25 minutos. Con la misión de reactivar el juego. De abrir la lata. Conseguir una nueva victoria. Con esa decisión, el seleccionador dejó bien a las claras quién es el líder. El futbolista por el que gira el juego de La Roja. El que está por encima del resto. Isco.

El malagueño salió al verde y se puso a gambetear, a pisar el balón. A mostrar su arte. Su talento infinito. A celebrar que estaba entre los 30 candidatos para la elección del Balón de Oro. Eso sí, se llevó más de una tarascada de los rivales. Sergio Ramos ya no estaba en el campo. El partido se debía y tenía que ganar por la magia y no por un arrebato.

Dos maneras o filosofías. Sergio Ramos apuesta por lo primero. Por temperamento. Echándose a las espaldas ese remate de cabeza agónico, salvador. Isco, por lo segundo. Por inventarse ese pase mágico. O su tiro al palo corto. Dos concepciones que perfectamente van unidas. En el Real Madrid y en la Selección.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here