El mejor cabeceador que hubo, hay y habrá en España

0
189
santillana cabeceador
Football - 1981 European Cup Final - Liverpool 1 Real Madrid 0 Real's Carlos Santillana at the Parc des Princes, Paris. 27/05/1981

Hoy en día es más difícil encontrar a jugadores que permanecen toda una vida en el mismo club. Los contratos se rompen sin demasiados problemas y el fútbol es menos paciente con el tiempo de adaptación de un jugador. Pero aunque nos vayamos atrás en el tiempo, en este ‘Reyes blancos’ vamos a hablar de un hombre que permaneció 17 temporadas vestido de blanco y escribió, a base de goles y con letras de oro, el nombre de Santillana en la historia del Real Madrid.

Santillana del Mar, localidad de nacimiento de Carlos Alonso González, nombre que a lo mejor a alguno le cuesta reconocer, pero seguimos hablando del mismo hombre. El delantero adoptó su apodo de la localidad cántabra en la que vino al mundo. Llegó al Madrid en la temporada 71-72 procedente del Racing de Santander, con el que jugó una temporada en Segunda. Un año en el que anotó 16 goles en 35 partidos, convirtiéndose en jugador clave para el equipo cántabro. Al Real Madrid, que sabe distinguir la calidad, le bastó ese año para llamar a su puerta. Y, como todos, Santillana no pudo decir que no.

Su estreno no pudo ser mejor, lo que fue un augurio de lo que vendría después. Logró el campeonato de Liga en su primer año. Le siguieron 8 Ligas más, 4 Copas y 2 Copas de la UEFA. Un palmarés envidiable para un jugador que marcó una época.

Una época o varias, pues 17 años dan para mucho. Santillana vio pasar tres presidentes por el Santiago Bernabéu. El primero es el que le da nombre a nuestro estadio. Hoy parece que jamás se ha llamado de otra manera. A Don Santiago le siguieron Luis de Carlos y Ramón Mendoza. También compartió vestuario con otras leyendas blancas como Amancio, Juanito, Camacho o Butragueño. Y en la caseta, aunque como entrenador, pudo disfrutar de algunas lecciones de fútbol de don Alfredo di Stéfano. Ya en su madurez deportiva Santillana se convirtió en el líder del equipo de La Saeta.

Sus goles al Inter

Destacado por su gran juego aéreo (muchos son los que ven él los remates de Cristiano), Santillana dio muchas tardes mágicas. Recordados son sus seis goles al Inter en cuatro partidos, cuatro de ellos de cabeza, en los cruces por Europa. Se convirtió en la bestia negra del equipo italiano. Sobre todo ese cabezazo antológico que empataría la eliminatoria tras haber perdido 2-0 en San Siro. Sirvió, con el tercer gol de Míchel y el primero del propio Santillana, para pasar a la final de la Copa de la UEFA, ganándola después en el año 1985.

Un hombre de récord que jugó nada más y nada menos que 778 partidos con el Real Madrid y anotó 352 goles. Un récord de partidos jugados que sólo pudo superar Manolo Sanchís en la 97-98, jugador con el que también compartió vestuario.

Y como no puede ser de otro manera un jugador así fue llamado para jugar con la selección. Aquí también Santillana marcó (en todos los sentidos) momentos históricos con La Roja. Con ella disputó 56 partidos y anotó 16 goles, participando en dos Mundiales (Argentina-78 y España-82) y la Eurocopa de Francia de 1984. Esta fue en la que llegamos a la final pero fuimos derrotados por el equipo anfitrión. Pero si por algo es recordado Santillana con la selección es por lograr la gesta del histórico partido del 12-1 a Malta. El ariete marcaría cuatro de los doce goles, tres de ellos en la primera parte, que le darían la clasificación a España, en el estadio Benito Villamarín, para la Eurocopa de 1984.

En su última temporada con los blancos se fue como llegó, conquistando una Liga, la de la temporada 87-88. En su último partido contra el Valladolid en el Bernabéu dejó el césped marcando uno de los goles. Tras su retirada estuvo trabajando como delegado de ventas de Reebok en España.

Le quiso el Barcelona

Como anécdota, su calidad tampoco pasó desapercibida en el Barcelona. Su directiva, aconsejada por Johan Cruyff, antes de ser entrenador del equipo, intentó su fichaje. Por supuesto, el deseo de Santillana de seguir en el Madrid estaba claro. Santiago Bernabéu, que por aquel entonces era el presidente del club, tras enterarse de los rumores, no dudo un momento. Le renovó mejorándole el contrato.

Un jugador diferente a los futbolistas de hoy en día, que sintió los colores como nadie. Un goleador destacado en la historia de nuestra Liga. Sin embargo, como grandes directores o actores de cine que se quedaron sin el Oscar, Santillana nunca ganó el trofeo Pichichi.

A los melancólicos nos quedan sus vídeos. O esperar que en algún partido de veteranos, del que Santillana es miembro por derecho propio, nos sorprenda, aunque con unos pocos más de años, con un cabezazo de los de antes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here