Con Manolo Sanchis se nos va otro ‘ye-ye’

0
620
Con Sanchis se nos va otro 'ye-ye'

El sábado 28 de octubre se apagó otro componente del once que conquistó la sexta Copa de Europa, la conocida como los ‘ye-yés’. Aquella formación, cosa ahora inimaginable, que logró en Bruselas tamaño éxito siendo once españolitos. Manolo Sanchis, conocido como Sanchis padre a partir del éxito de su hijo, el único componente de la Quinta del Buite que ganó la Copa de Europa, llegó al Real Madrid ya formado con 26 años en 1964.

Su historia y trayectoria pudo ser diferente. Nacido en Alberique (Valencia) un 26 de marzo de 1938, probó a finales de los años 50 por el Barcelona. Pero el equipo de la Ciudad Condal no vio en su velocidad una cualidad suficiente para hacerle hueco y lo cedió con 19 años al Condal en 1957. Durante cuatro temporadas jugó en Segunda defendiendo los colores del filial culé. Un exazulgrana, el mítico Ramallets, se lo llevó al Valladolid en Segunda.

Con los pucelanos jugó algo más de tres temporadas, jugando la primera y empezando la última en Segunda división. Su polivalencia le permitía jugar en ambas bandas y en la medular. Su derroche llamó la atención de Miguel Muñoz, que lo reclutó y le hizo debutar ante el Valencia el 4 de febrero de 1965.

 

Un lateral futurista

En seis años y medio de madridista ganó 1 Copa de Europa, 4 Ligas y 1 Copa. Fue internacional en 11 ocasiones y mundialista en 1966, cita en la que algunos le metieron en el once ideal pese a que España no pasó de la primera ronda, pero de la que él volvió anotando un gol ante Suiza.

Jugaba con las medias caídas, algo que su vástago heredó. Aunque impreciso en el pase conseguía que sus rivales parecieran lentos. Miguel Muñoz le ubicó definitivamente como lateral izquierdo, el primero de cariz ofensivo en la historia del club. Tenía alma de extremo y se compenetró a las mil maravillas con Gento, al que desdoblaba cuando le tapaban. Sus compañeros y rivales admiraban su pundonor, fuerza y generosidad.

 

Un gol de blanco

Vistió 213 veces la camiseta blanca en partido oficial: 143 en Liga, 33 en Copa, 27 en Copa de Europa, 8 en Recopa y 2 en la Intercontinental. En su currículum de blanco solo marcó un tanto (anotó 13 en toda su carrera), el que sirvió para derrotar a la Real Sociedad en su última temporada de blanco.

Con 33 años abandonó la disciplina blanca en 1971 para jugar una temporada en el Córdoba. Años después empezó a ser conocido como Sanchis padre a raíz del ascenso de su hijo al primer equipo. Descanse en paz junto a Grosso (2002), Zoco (2015) y Velázquez y De Felipe (2016).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here