A la remontada interruptus le siguió la ruleta de los penaltis

0
69
neuer bayern penaltis
Bayern Munich goalkeeper Manuel Neuer saves a penalty kick by Cristiano Ronaldo on his way to winning a semi final second leg Champions League soccer match against Real Madrid's at the Santiago Bernabeu stadium, in Madrid, Wednesday, April 25, 2012.

Cinco años después del último cruce volvieron a verse la cara Bayern y Real Madrid. En semifinales, en la antesala de una final que se iba a disputar en el Allianz Arena. Una golosina, la de fastidiar al gran rival, muy dulce. Y el Madrid, con un poco más de valentía, tanto en la ida como en la vuelta, podría haberlo conseguido. Pero al final, todo se redujo a la ruleta de la tanda de penaltis del Bernabéu y el histórico, a alguien siempre le toca ser el héroe o el villano, fallo de Sergio Ramos.

El sorteo decidió que el enésimo duelo comenzara en Múnich, donde nunca el Madrid había ganado, donde siempre empezaba perdiendo, donde volvió a repetirse la historia. El Madrid infería más respeto en los de Heynckes que al revés. No en vano la primera ocasión la tuvo Benzema, pero Neuer demostró porqué ya empezaba a ser considerado uno de los mejores porteros del mundo.

No se puso por delante el Madrid y el Bayern no perdonó en la primera ocasión que tuvo. Como tantas otras veces fue en un córner. Balón a la olla, alguien lo toca, queda muerto y fusila Ribery. En su plan perfecto, los de Heynckes cedieron metros y el balón a los de Mourinho. Benzema y Mario Gomez tuvieron sendas ocasiones, pero el descanso llegó sin más movimientos en el marcador.

 

El Madrid desparece tras el empate

Tras el descanso llegó el gol de la igualada blanca. Una buena acción de Benzema, cuyo centro pasado Cristiano lo convirtió en un pase de la muerte a Ozil que solo tuvo que empujarla. Como tantas otras veces el Madrid, que había llevado el control del balón y a veces del juego, dio un paso atrás y empezó a conceder tantas ocasiones que al final llegó la derrota.

Antes del último gol un mal despeje de Sergio Ramos lo desperdició Mario Gomez. El ariete teutón no hizo lo mismo con una pase de Lahm, tras desbordar a Coentrao, en el que Casillas estuvo indeciso en el corte. Lo peor de todo es que el Madrid había desaparecido ofensivamente tras su gol.

 

Remontada rápida

Pocos podían imaginar que la vuelta se pusiera tan de cara tan pronto. Alaba cortó un remate de Di María con la mano y el árbitro dictaminó que era ilegal. Cristiano no perdonó el penalti y el Madrid, en seis minutos, estaba con el billete otra vez para Múnich. El Bayern no perdió el tiempo y metió el miedo en el cuerpo en un par de clarísimas ocasiones. Robben mandó por encima del larguero un remate dentro del área pequeña y a Ribery le quitaron el balón del pie en el último momento cuando iba a aprovechar un rechace de Casillas.

El partido estaba siendo frenético cuando llegó la supuesta puntilla blanca. Ozil habilitó a Cristiano y este no perdonó. A los 14 minutos la ventaja era inimaginable. Entonces el Madrid empezó a jugar a esa ruleta rusa de me acorazó atrás y en alguna le pillo al rival. Muchas veces sale bien y en otras, sobre todo con equipos con el arsenal del Bayern, puede salir cruz.

 

Duelo Neuer-Casillas en la tanda de penaltis

Los alemanes lo intentaron por aire (córners) y por artillería (tiros lejanos), pero al final el gol les llegó desde el punto de penalti por el cuerpo a cuerpo del agarrón de Pepe a Mario Gomez. A Casillas le faltó un centímetro más de mano para detener el duro tiro de Robben. Desde ese momento y hasta el final de la prórroga, Casillas y Neuer rivalizaron en paradas. Ni Robben ni Cristiano, los más activos, encontraron un hueco en las porterías contrarias.

En la prórroga no hubo muchas fuerzas y Neuer daba saltos de alegría cuando se cumplió el 120. A penaltis. El alemán paró los tiros de Cristiano y Kaká. Cuando todo parecía perdido, Casillas detuvo los lanzamientos de Kroos y Lahm.  Parecía claro que todo se iba a decidir por el primero que mandara el balón fuera del marco y el boleto del infortunio le tocó a Sergio Ramos en el quinto lanzamiento. A continuación, Schweinsteiger batió a Iker y el Bayern jugaría su final en casa. Capricho del destino, la perdería en otra tanda de lanzamientos ante el Chelsea.

 

Alineaciones

Ida, 17 de abril de 2012. Bayern Múnich-Real Madrid (2-1)

BAYERN MÚNICH: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Alaba; Schweinsteiger (Thomas Muller 61), Luiz Gustavo; Robben, Kroos, Ribery; y Mario Gomez. Entrenador: Jupp Heynckes.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso ; Di María (Granero 79), Ozil (Marcelo 69), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuain 84). Entrenador: Jose Mourinho.

ESTADIO: Allianz Arena. 66.000
ÁRBITRO: Howard Webb (Inglaterra). Tarjetas a Robben, Lahm, Coentrao, Di María, Sergio Ramos, Higuaín y Marcelo.
GOLES: 1-0 (17) Ribery. 1-1 (53) Ozil. 2-1 (80) Mario Gomez.

 

Vuelta, 25 de abril de 2012. Real Madrid-Bayern Múnich (2-1)

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo;  Khedira, Xabi Alonso; Di María (Kaká 75), Ozil (Granero 111), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuain 106). Entrenador: Jose Mourinho.

BAYERN MÚNICH: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Alaba; Robben, Schweinsteiger, Kroos, Luiz Gustavo, Ribery (Thomas Muller 95); y Mario Gomez.

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 82.619
ÁRBITRO: Viktor Kassai (Hungría).
GOLES: 1-0 (6) Cristiano Ronaldo, penalti. 2-0 (14) Cristiano Ronaldo. 2-1 (27) Robben, penalti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here