Los regalos blancos en el 60 cumpleaños del Camp Nou

0
707
Camp-Nou-60
@realmadrid

El Camp Nou cumplió ayer, domingo 24 de septiembre, 60 años. Un campo que, pese a ser del eterno rival, guarda muy buenos recuerdos para los madridistas, que han vivido allí varios momentos mágicos para desgracia culé. Como felicitación por su cumpleaños, a modo de regalo, tenemos una lista con algunos de los mejores momentos que ha vivido el Real Madrid en el estadio azulgrana. ¡Y vaya momentos!

62-63: La mayor goleada de la historia (1-5)

Para el primer momentazo, nos remontamos al 27 de enero de 1963, en una de las épocas más gloriosas que ha vivido el Real Madrid: la de Di Stéfano y compañía. En la jornada 18 de Liga, el Madrid venía con una trayectoria mucho mejor que la de su rival, pero pocos podían imaginar la superioridad que mostrarían en el encuentro. Di Stéfano, Gento y Puskas, que fue el héroe del encuentro con un hat-trick, sellaron una espectacular goleada que silenció a la afición azulgrana. Fue la guinda de la temporada 62-63, en la que el Real Madrid se llevaría la Liga con 12 puntos de diferencia, a 18 de un Barcelona que solo pudo quedar sexto.

99-00: La noche que Raúl calló al Camp Nou (2-2)

Aquella noche del 12 de octubre no ganó el Real Madrid, pero los madridistas aún saborean aquel empate como una victoria. En esa ocasión llegaba mejor al Clásico el Barcelona tras siete jornadas de Liga disputadas, pero solo un desastroso arbitraje de Díaz Vega impidió la victoria de un Real Madrid muy superior. Sin embargo, el verdadero protagonista fue Raúl, que contrarrestó los tantos de Rivaldo y Figo con un espectacular doblete. Además, su segundo gol en los últimos minutos evitó la victoria culé, y el 7 dejó en su celebración una de las grandes imágenes de la historia del madridismo: mandando callar a la grada azulgrana. Momento de oro para una temporada en la que los blancos terminaría llevándose la Octava.

01-02: Un Sant Jordi blanco (0-2)

El Barcelona era el último obstáculo del Madrid en su camino a la final de Glasgow. Los blancos llegaban crecidos tras remontar al Bayern de Múnich en cuartos y los de Vicente del Bosque no decepcionaron. Zidane adelantaba a su equipo a los 55 minutos con una soberbia vaselina y McManaman sentenciaba en el descuento. El disgusto culé aquella noche fue triple, puesto que perdió en su propia casa, ante el eterno rival y el 23 de abril, día de Sant Jordi, patrón de Cataluña. El empate a uno de la vuelta certificó el billete a la final contra el Leverkusen, en la que los merengues ganarían la Novena.

11-12: Un Clásico de récord (1-2)

Era un Clásico decisivo, ya que se jugaba en la jornada 35 con el Real Madrid líder por cuatro puntos. El cuadro de Mourinho no decepcionó en un Clásico muy emocionante y sentenció una Liga que ganaría dos partidos más tarde. Fue una victoria especial, no solo por su importancia, sino por el valor de los dos tantos. El primero, de Khedira, servía para superar el récord de goles en una Liga, que estaba en 107 y acabó en 121. Y el segundo, dejaría otra imagen para el recuerdo: la de Ronaldo pidiendo calma en pleno Camp Nou. El equipo de Mourinho también batiría el récord de puntos (100) en aquella Liga.

15-16: El Madrid contra los elementos (1-2)

Nadie daba un duro por el conjunto blanco ese día. El Real Madrid, ya entrenado por Zidane, no terminaba de arrancar y el día 2 de abril, en la jornada 31 de Liga, estaba a 10 puntos de un Barcelona que llevaba 37 encuentros seguidos sin perder. El Camp Nou se frotaba las manos, esperando una goleada histórica. Pero no se dieron cuenta de que enfrente estaba el cuadro merengue, que sacó garra y orgullo para remontar con 10 jugadores, gracias a los goles de Benzema y Cristiano Ronaldo. La victoria sirvió además como impulso a la temporada, que terminaría con la Undécima Champions y con una Liga que solo se perdió por un punto.

16-17: Baño histórico para un año histórico (1-3)

Tras ganar Liga, Champions y Supercopa de Europa, el Real Madrid podía poner el broche de oro al 2017 ganando la Supercopa de España. Y lo hizo dejándola sentenciada en la ida en el Camp Nou. El 13 de agosto de 2017 quedará para la historia como el día en que el Real Madrid, pese otro arbitraje desfavorable, dio un baño histórico al Barcelona, que, de nuevo, no pudo ni contra 10. Piqué en propia puerta, Cristiano Ronaldo y Asensio fueron los autores de los tres tantos. El propio Aseniso y Benzema finiquitaron el título en la vuelta con un 2-0 en el Bernabéu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here