El Real Madrid necesita un equipo de fútbol femenino

0
107
real madrid futbol femenino

Atento a la frase: “El fútbol femenino, ni es fútbol ni es femenino”. La escuche hace poco en los aledaños del Santiago Bernabéu antes de un partido de Champions del Real Madrid. Estupefacto me gire en busca del propietario y allí estaba él. Ser gris, sucio. Bajito con poco pelo, mostacho y barriga antiabrazos. Cigarro puro en la siniestra, ceniza en el jersey y ‘sol y sombra’ en la diestra. ¡Ea! Le miré despacito, con calma, y pensé. Me vinieron tres preguntas rápidas, una tras otra: ¿Le digo algo? ¿El qué? ¿Para qué?

Seguí a lo mío, aunque molesto. Primero, por la falta de respeto del tiparraco hacia las mujeres. Segundo, por el desprecio a un deporte que debería amar como seguidor del Real Madrid, salvo que no lo fuese y que simplemente estuviese allí para matar el tiempo. O el carajillo que bamboleaba en la diestra. Tercero, porque el fútbol femenino no es nada de lo que dijo. Es entretenido, disputado y tremendamente profesional. Hay talento y garra. Es fútbol con mayúsculas.

Escribo estas líneas ahora igual de molesto que aquel día. Y lo hago porque veo lo que ocurre en la Liga Iberdrola. Veo cómo otros clubes valoran el fútbol femenino y lo impulsan. Athletic, Barcelona, Valencia, Rayo Vallecano, Betis, Real Sociedad… Y el Atlético de Madrid. Los pesados del Manzanares lideran la Liga y han anunciado que el equipo femenino rojiblanco va a jugar otra vez en el Vicente Calderón. Ya lo hicieron las pasada Navidades, y cerca de 15.000 personas se acercaron al estadio para ver a las suyas derrotar al Barcelona.

 

¿Y nosotros, qué?

¿Y el Real Madrid? No tenemos equipo de fútbol femenino ni se le espera. Somos el club más grande, más laureado e importante del mundo. ¡Ole! Pero no tenemos equipo de chicas. Florentino Pérez debería plantearse esta cuestión. No sé el camino, por eso quizá sólo soy periodista, pero seguro que las cabezas pensantes de nuestro club saben cómo. El famoso ‘know how’ tan de moda.

Hay que hacerlo. Quizá comenzando desde la cantera, pensando a largo plazo. O llegando a acuerdos con otros clubes. O a base de talón o billetera. De lo contrario estaremos dando la razón al tipo gris del primer párrafo, y me niego. El Real Madrid somos un club de señores, de caballeros. Y los caballeros sabemos apreciar a las mujeres.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here