Lo de Raúl García ya no es madriditis aguda, es terminal

0
1340
raul garcia madriditis
Twitter

Raúl García volvió a evidenciar su madriditis. El navarro se descompone cada vez que tiene delante la camiseta blanca. Y se enerva y revoluciona cuando tiene cerca a Sergio Ramos. El ahora rojiblanco de Bilbao protagonizó varios lances. Primero, al simular una agresión del capitán blanco en el primer tiempo. Montó su particular numerito. Las cámaras le delataron. No hubo nada de nada. ¿El Var no tiene previsto meterle un puro a tipos como Raúl García? Futbolistas con una gran capacidad teatrera.

Y en el segundo tiempo se jugó un penalti. Fue a por todas a cortar un avance de Sergio Ramos dentro del área. Se tiró con todo y logró desviar el balón a córner. Al límite. Como cada vez que se enfrenta al Real Madrid. Una cosa es el espíritu competitivo. Y otra, el espíritu marrullero. Lo suyo es enfermizo. Padece una madriditis no aguda sino terminal. No sabemos si es porque le quedó algún trauma por el posible interés blanco cuando con 19 años militaba en Osasuna. “El Zidane de Tajonar” le puso Lotina en 2006. “Se lo agradezco, porque Zidane ha sido mi ejemplo: ¡qué futbolista!”, le dijo Raúl García en una entrevista el 22 de enero de ese año a Tomás Guasch en As.

Luego, en el Atlético se radicalizó su madriditis. Algo normal por la rivalidad. Pero lo suyo se ha radicalizado. Dentro del vestuario colchonero le llamaban Rulo. ¿De quién copió el apelativo? De Raúl González. Ya que no podía ser su compañero, por lo menos que se dirigieran a él como al gran capitán merengue.

Pudo radicalizar su madriditis con el 0-2

Una pena, pues el navarro es un futbolista interesante. Lo demostró con su pase a Williams que significó el 0-1 del Athletic. Luego, tuvo algún que otro detalle técnico. Como de leñero. Pero de manera sorprendente se fue de rositas. Martínez Munuera no le amonestó. Este chico tiene bula contra el Real Madrid. Mateu Lahoz pasó por alto las siete faltas que realizó en el choque de la primera vuelta. ¿No se amonesta a un jugador por reiteración? Pues en el caso de Raúl García, no. Martínez Munuera obvió, entre otras, un agarrón a Marco Asensio en la medular en una contra.

A buen seguro que el ’22’ del Athletic se le cayó el equipo cuando tuvo en sus botas el 0-2. Con todo a su favor, su disparo repelió de manera espectacular el travesaño. Lo tuvo a huevo. Pero se cebó. ¿Pensaría que tenía de frente a Sergio Ramos? Su fallo provocó que se quedase sin su minuto de gloria y una celebración sentida en la que hubiera destapado y escenificado su madriditis. No aguda. Ya, terminal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here