“Que viva Isco”, su magia fue suficiente

2
549
¡Que viva Isco!
Twitter

Por fin llegó la primera victoria en el Santiago Bernabéu. Un campo poblado por banderas españolas en un día triste para nuestro país. Al son del “Que viva España” de Manolo Escobar se inició el partido. Visto y no visto, a los 25 segundos, Isco, tras un precioso taconazo de Asensio, pudo marcar. Pero Pau López evitó la apertura del luminoso. No fue el día del balear, aunque su conexión con el malagueño fue suficiente para doblegar a un Espanyol con dos caras: timorato antes del descanso y peligroso después.

El encuentro se presentaba con urgencias para el conjunto blanco. Los de Zidane salieron a resolver por la vía rápida, pero un defensivo Espanyol no dejó muchas vías. Entre un bote pronto de Asensio al rechace de un saque de esquina en el minuto 4 y un cabezazo de Sergio Ramos bien sacado por el meta perico veinte minutos después, el Madrid sobó la pelota, la movió por todo el frente de ataque. Al final la historia terminaba de idéntica manera. Isco, tirado a la izquierda, era el que percutía y desarbolaba el entremado de los de Quique. 

Por la derecha el Madrid tenía poco punch. Las bajas obligaron al debut de Achraf. El joven hispano-marroquí aseó un partido correcto. Fue poco exigido en defensa y le faltó un poco más de mordiente en ataque, pero dejó buenos detalles.

 

Isco, en el papel de Cristiano

Se empezaba a poner nervioso un poco el personal cuando Isco y Cristiano Ronaldo se intercambiaron los papeles. El luso recibió un balón a unos metros de la frontal del área y vio como el de Arroyo de la Miel ejercía a las mil maravillas su papel de ‘9’ marcándole al luso el desmarque. La conexión acabó con Isco plantándose ante Pau López y en esta ocasión fue letal.

Cristiano Ronaldo siguió divorciado con el gol, aunque se le vio más solidario que nunca, más acostado en las bandas. El Espanyol empezó a dar señales de vida y el minuto 42 tuvo su primer disparo, muy inocente, a la puerta de Navas. Dos minutos después, Casemiro no acertó en un despeje y Gerard fue más contundente. Probó a Keylor y el palo de la portería de una tacada.

Si el primer tiempo fue netamente blanco, el segundo fue más equilibrado. Navas se ganó el sueldo a los cinco minutos a un tiro de Marc Navarro. El Espanyol se desperezó con mucho peligro y fue el dominador durante los siguientes veinte minutos de la reanudación. Varane fue providencial en el corte de un pase a Gerard en otra internada de Navarro. En la siguiente acción Navas tuvo que salir fuera del área para abortar otro arreón perico.

 

Mal día de Sergio y providencial Nacho

Aparte de Cristiano, cada vez más ansioso con el liguero que no llega, no fue un buen día para Sergio Ramos. Al camero Gerard le robó la cartera y, superado Keylor, Nacho impidió un remate a puerta vacía. Pudo el Madrid matar el partido en la inmediata contra, pero la delantera se hizo un lío. El partido se volvió algo loco y salió cara cuando Isco fue el más inteligente de todos. Cristiano dirigió la contra, pasó a Asensio y la conexión volvió a funcionar cuando el 22 se quedó en la frontal del área y ajustó un tiro lejos del meta perico. Por fin iba a llegar un final tranquilo en Concha Espina.

El Espanyol bajó los brazos. El Real Madrid quiso ensanchar el resultado en los minutos finales, sobre todo en una buena jugada de la vanguardia que terminó en un servicio defectuoso a Lucas Vázquez. El de Curtis remató con lo que pudo.

Se ha roto el maleficio del Bernabéu, lo que no es poco con la larga lista de bajas con las que cuenta Zidane. Lo que está claro es que el Real Madrid nunca va a buscar la secesión de esta Liga. La pelearemos hasta el final. Faltaría más.

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here