Piqué, ¿por qué no hablaste de los árbitros el día del PSG?

0
57
Gerard Piqué arbitros

Gerard Piqué ha sido sancionado con un total de 3.000 euros de multa por sus continuos ataques a los árbitros. Es ya habitual que el central del Barcelona pierda los estribos. Que no se muerde la lengua y que suelte lo primero que le viene en gana. Y es que desde hace tiempo suele ser noticia por sus salidas de tono y sus tuits, y no por lo que hace en los terrenos de juego.

La cadena COPE informó que el Comité de Competición de la RFEF ha resuelto con una multa de 3.000 euros los expedientes que abrió a Piqué. De esos tres mil euros, 1.500 del Juez único de Copa por sus declaraciones después del Athletic-Barça (2-1), y otros 1.500 por sus palabras contra el colectivo arbitral tras el Villarreal-Barça (2-2) de Liga. Dos comités, dos sanciones.

El 5 de enero, después del partido de Copa del Rey que enfrentó al Barcelona y al conjunto bilbaíno, Piqué dijo: “Hay un penalti claro a Neymar. Pero bueno, ya sabemos como funciona esto. Queremos jugar al fútbol y no a la ruleta, que es lo que provocan estos arbitrajes. Espero que suban su nivel”.

Parece ser que se quedó con ganas de más y tan solo tres días después volvió a dejar unas declaraciones poco elegantes: “¿Mis declaraciones? Que las analicen, que pierdan el tiempo en ello. Están en su derecho. Obviamente, creo en lo que dije y cada semana me dan más la razón”. Así el Comité de Árbitros decidió denunciar estas palabras al Comité de Competición.

 

3.000 euros, una sanción ridícula para Gerard

La multa es ridícula si tenemos en cuenta que Piqué gana entre 12 y 14 millones de euros por temporada. Para un jugador con un salario de esas dimensiones, pagar una multa de 3.000 euros es tan absurda como el arbitraje del alemán Deniz Ayketin en el Barça-PSG (6-1) de los octavos de final de la Champions League.

Y ya que hablamos del robo del Camp Nou, habría sido gracioso ver qué declaraciones habría hecho nuestro amigo Gerard si ese arbitraje hubiese favorecido al Real Madrid. Pero claro, ese día no tocaba hablar de Ayketin, ni de sus errores garrafales. Fue el día de la ‘remontada histórica’, con un árbitro que es ahora, sin duda, el mejor amigo de Piqué. Precisamente el que más tiene que callar acerca de los árbitros es el que más habla. ¡Bravo Gerard, bravo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here