A ‘Nobita’ Bartomeu no le ayuda ya ni Doraemon

0
1708
Doraemon Nobita
Cartoon Bucket

SOS urgente de Bartomeu. Necesita ayuda el presidente culé. Divina o de Doraemon. El gato cósmico de la serie de dibujos japonesa. Sí, el que ayuda a su amigo en salir de todos los líos en los que se mete. Y es que lo de Bartomeu es para comer cerillas. No para de acumular espantosos ridículos. Isco, Dani Ceballos, Verratti, Coutinho… Y por otro lado, el principio de acuerdo con Iniesta que se sacó del bolsillo de Doraemon. O esa foto que no se produce con Messi para concretar su renovación.

Todo un coleccionista de despropósitos. Se supone a uno por ser presidente del Barça se le abren muchas puertas. Pero al bueno de ‘Nobita’, como le apodaron en el vestuario culé, se las cierran. En las narices. Con portazos. Sonoros, estruendosos, fulgurantes y repetitivos.

Su veranito ha sido de espanto. Un ridículo mayúsculo en toda regla. Con pasta gansa tras la fuga de Neymar fue incapaz de acometer dos fichajes más. Cerrado el de Dembelé, tras muchos sudores, no pudo hacer lo mismo con el de Coutinho. Ni tampoco con otro en un saco en el que se metieron en su momento a Griezmann, Dybala, Di María, Ozil, entre otros. Ni antes, el de Verratti. En conclusión, un cero a la izquierda negociando.

Ahora, se ha sabido que intentó otro fichaje. El del colchonero Saúl. Según, ‘El Transistor’, Bartomeu estaba dispuesto a pagar los 80 millones de la cláusula del medio. A buen seguro que se le quedó cara de bobo cuando su interlocutor le comunicó que la cláusula era de 150 kilos desde hacía unos días. Al pobre de ‘Nobita’ le ha dejado plantado Doraemon. No puede sacarse de su bolsillo ningún artilugio para ayudarle.

El Doraemon de Bartomeu es Messi en el campo

Se supone que su Doraemon particular es Messi. El que le soluciona la papeleta sobre el terreno de juego y al que no le complace con sus deseos. Según informó ‘El Transistor’, ‘La Pulga’ recomendó los fichajes de Griezmann y Saúl. Como también el de Di María. Bartomeu hizo aguas. Tres de tres.

Por lo menos, a su Doraemon le agradó al no fichar al realista Íñigo Martínez, pues para Messi su llegada, perjudicaba las lentejas  su amigo Mascherano. Otro que tiene un parecido con otro personaje de viñetas. El de Felipe de Mafalda. Y es que lo del Barça, con Bartomeu, no es de ciencia ficción. Es de comic. De tebeo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here