Navas y tres zarpazos salvan el liderato ante el colista

0
242
keylor-navas

Tres puntos, recuperación del liderato y poco más. Cuando la victoria del líder sobre el colista, pese a que sea en casa de este, se decide más por la actuación del portero propio que por el juego del resto de compañeros hay motivos para preocuparse. Osasuna no pareció, sobre todo en la primera parte, el último de la clasificación. El Madrid tampoco pareció el líder y le salvaron la actuación de Navas y tres zarpazos. Los navarros nos tutearon y uno se preguntaba cómo era imposible que no hayan ganado ningún partido en casa. Podríamos denominarlo el efecto Real Madrid en los rivales, que se crecen.

El mejor del partido fue Keylor Navas. Tres paradones suyos mantuvieron vivo al Real Madrid. Los blancos, que se adelantaron, no supieron cerrar el duelo hasta el último minuto. Demasiado sufrimiento ante los rojillos. Lo bueno de esta temporada es que al menos estamos jugando mejor contra los grandes que contra los modestos. Estos se nos están atragantando jornada tras jornada tanto en el Bernabéu como fuera.

Trece días sin partidos parece que no han sido buenos para la dinámica. Zidane quiso arropar más al equipo con tres zagueros y adelantando a los laterales. Un 5-3-2 o un 3-5-2, tanto monta monta tanto, pero que no supusieron más profundidad en el juego. Además, el partido se disputó sobre un césped recién plantado pero indecente, donde el esférico corría pero no botaba, cualquier balón aéreo caía a plomo. Entre esto y la lesión de Tano (tibia y peroné), a los 13 minutos en un choque contra Isco, el fútbol no pudo ser preciosista.

 

Benzema, bien fuera del área, mal en ella

Pese a todo el primer aviso lo dio Benzema a los cuatro minutos en un remate que se fue fuera. A los 18 Keylor hizo su primera buena intervención a tiro de Fausto Tienza. A los 24 llegó una buena conexión de Benzema con Cristiano. El francés volvió a demostrar que es el mejor socio del luso. Se encuentra más cómodo fuera del área que en ella. Puso un balón en profundidad que Ronaldo resolvió con un tiro seco entre las piernas de Sirigu.

Osasuna contestó bien y pronto. Una pérdida de balón entre Danilo e Isco y contra rápida que Sergio León definió con maestría picando ante Keylor. El costarricense se quedó clavado en su salida en una mala decisión y en tierra de nadie. Se lo dejó al delantero que ni a Fernando VII.

Decíamos que Benzema saca lo mejor de sí lejos del área y se le nubla la clarividencia en ella. Lo demostró en el minuto 33. Cristiano le devolvió la asistencia del primer gol pero el francés en cambio de atacar la pelota dejó que le llegara y luego no supo salvar a un Sirigu que estaba vencido en el suelo. Una picadita hubiera puesto por delante al Madrid, pero Karim estrelló el balón contra las manos del meta cedido por el Sevilla.

 

Recital de Keylor

El recital de Keylor salvó la hecatombe neutralizando una ocasión de Riviere antes del descanso y haciéndolo otra vez a la vuelta del mismo con una manopla a Sergio León. Danilo, del que no hubo noticias ni buenas ni malas -en lo que respecta al juego-, tuvo que dejar el campo en el minuto 57 por lesión y Zidane lo sustituyó por James. El equipo se reordenó con Nacho en la banda derecha y más control en la medular.

En el minuto 62 Benzema tampoco supo leer bien una internada en el área, pero el balón quedó a pies de Isco que acompañaba la jugada y batió a Sirigu con un tiro cruzado. Otra vez por delante y ya ante un Osasuna que perdía fuelle. Pero aún le quedó algún latigazo a los pamplonicas. Pero hay estaba Navas, para dejar con las ganas a Sergio León de hacer doblete.

Lucas Vázquez, que había entrado por Benzema, no supo definir una internada de Cristiano. El gallego le había ganado la posición a Oier pero el central navarro le incomodó lo suficiente. Era el minuto 90 y dos después no perdonó. En esta ocasión Marcelo recuperó un balón en la mediapunta  y vio la internada de Lucas por la derecha. Su pase lo dejó pasar Cristiano entre sus piernas y el de Curtis cerró el partido con otro tiro picadito.

En resumen, no fue un buen partido de los blancos, pero en estos encuentros es donde se gana la Liga. Tres puntos y a pensar en el Nápoles. Vuelve la Champions, volverá el Madrid de las grandes ocasiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here