Llega el Napoli, ¿qué hay que temer de los azzurri?

0
60
napoli hamsik

La Champions League ya está de vuelta. La mejor competición del mundo del fútbol regresa al Berrnabéu y el invitado en esa ocasión es el Napoli italiano. El conjunto de la Serie A es el rival del Real Madrid en los octavos de final de la máxima competición europea y llega con la ilusión de batir a los de Zidane.

Aunque en un principio parece una tarea difícil para los hombres de Sarri, la racha triunfal que atraviesan los napolitanos pone en alerta al conjunto madridista y obligará a los blancos a dar el Do de pecho si no quieren verse sorprendidos y complicarse su futuro en su competición fetiche.

No pierde desde octubre

El 29 de octubre, el Napoli cayó en Turín por 2 a 1 ante la todopoderosa Juventus, pero este tropiezo pareció insuflar un impulso especial en los hombres de Sarri. Desde aquel día, los azzurri han disputado un total de 18 encuentros, que se han saldado con 13 victorias y 5 empates. La palabra derrota parece haber desaparecido del vocabulario de los napolitanos, por lo que los jugadores madridistas intentarán volver a resucitarla.

“De los últimos 12 partidos hemos ganado 10 y empatado dos. Tenemos que pensar sólo en nosotros mismos”, comentaba Sarri tras la goleada conseguida ante el Bolonia (1-7) el pasado 4 de febrero. Una racha tan increíble para el Nápoles como que desde la temporada 1987-88, los napolitanos no conseguían nada parecido.

Este periodo triunfal ha colocado al equipo del sur de Italia en la segunda posición actual en la clasificación de la Serie A, en las semifinales de la Copa italiana y en los octavos de la Champions League. Y aquí es donde ha aparecido el Real Madrid.

Las mayores amenazas

Un equipo puede llegar al éxito a través de multitud de factores, y en esta ocasión, el Nápoles de Sarri ha basado en su ataque y facilidad goleadora la clave de su fortuna. Su capacidad ofensiva queda refrendada en que durante esta racha, el conjunto italiano ha logrado 44 goles a favor, mientras que ha encajado solo 17.

Gran parte de esta facilidad goleadora es gracias a su tridente ofensivo formado por Callejón (ocho goles en la Serie A), Insigne (siete) y Mertens (16). La baja del polaco Milik, fichaje estrella en el pasado verano y que vino para sustituir a Higuain, no ha trastornado al equipo de ningún modo sino que ha sido un impulso para los de Sarri.

Mertens celebra un tanto esta temporadaPero si hay un hombre que está enchufado es el belga Mertens. Sus números durante las últimas jornadas le hacen ser uno de los jugadores más en forma del panorama futbolístico actual.

Su velocidad, movilidad y verticalidad le hacen ser un delantero temible para las defensas, y es que, a pesar de ser realmente un extremo, la baja de Milik le ha hecho adaptarse a la posición de ‘9’ de una forma fantástica.

Si los tres atacantes están marcando claramente la diferencia, este éxito no sería capaz sin el apoyo constante del organizador del equipo, Marek Hamsik. El eslovaco es el timonel del Napoli y será tarea de Casemiro evitar que les lleve a buen puerto. Además, su capacidad anotadora (nueve goles en la Serie A) ponen en alerta a la defensa madridista. La atención sobre Hamsik tendrá que ser constante.

Los puntos débiles

Aunque el actual Napoli parezca imbatible, todo equipo, por muy exitoso que sea, tiene sus grietas. Y esas grietas son precisamente las que tiene que buscar el Real Madrid. Los de Zidane no han comenzado 2017 al mismo nivel al que terminaron el año pasado, pero son de sobra capaces del alcanzar el nivel al que llegaron hace apenas dos meses.

Si bien es cierto que el Nápoles es un conjunto con una enorme movilidad y velocidad, hay un punto en el que los madridistas pueden hacer daño, su baja estatura. Aparte de los dos centrales habituales, Albiol y Koulibaly, el resto de los hombres de Sarri no se caracterizan por su habilidad en el juego aéreo.

Y esa es precisamente una de las armas más potentes del actual Real Madrid. Los Ramos, Varane, Ronaldo o Casemiro serán una amenaza constante para la portería defendida por Reina. Además,el guardameta español tiene un fantástico juego de pies, pero las jugadas por alto no son su mejor faceta.

El otro punto débil de la plantilla de Sarri sería probablemente su inexperiencia en este tipo de encuentros. Sin contar con Reina, Albiol o Hamsik, el resto de los titulares habituales no están tan acostumbrados a este tipo de partidos al máximo nivel y con la tensión que estos acarrean. Algo que, evidentemente, no sucede en los hombres de Zidane, que, en su mayoría, cuentan a sus espaldas con dos finales de Champions League, ambas, por supuesto, ganadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here