‘Míster 33’, el tipo más peligroso de Nápoles

0
38
Nápoles
Nápoles

Mal compañero de viaje le ha tocado al Real Madrid. El Nápoles es un conjunto complicado, bien trabajado y tremendamente ordenado. Y todo por obra y gracia de Maurizio Sarri, un estudioso del fútbol que lleva poco o nada en la élite, y que hasta hace poco menos de tres temporadas era un desconocido fuera de Italia. Ahora su nombre está en boca de todos, sobre todo al tener que vérselas con el conjunto que entrena Zidane en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Sarri tiene una forma particular de ver el fútbol. Le gustan los equipos atrevidos, partiendo de una disciplina táctica impuesta a fuego. De ahí que se le conozca como ‘Míster 33’, apodo que recibió por tener ensayadas 33 jugadas a balón parado cuando era entrenador del Sansovino de 2000 a 2003 en la Serie D italiana. Es decir, nada se deja al azar y sus equipos son fácilmente identificables. En el caso del rival del Madrid, es atrevido, presiona arriba y le gusta tener el balón.

El esquema habitual es el 4-2-3-1, con dos mediocentros que funcionan de escoba. Un tándem que suele ‘rifarse’ entre cuatro peloteros: Zielinski, Diawara, Allan y Jorginho. Suelen ser los dos primeros los afortunados. Un poco por delante actúan José Callejón, Marek Hamsik y Lorenzo Insigne, si bien este último alterna protagonismo en la banda zurda con Dries Mertens. En cuanto al español, el ex de Espanyol y Real Madrid es indiscutible.

Callejón se ha convertido en la referencia ofensiva del Nápoles. Aporta velocidad y profundidad, además de tener libertad absoluta para moverse por toda la zona de vanguardia. Es el gran peligro del conjunto de Sarri, junto con las entradas por banda de los laterales, el poderoso chut de Hamsik y el olfato goleador de Manolo Gabbiadini. El delantero italiano es el titular debido a la lesión del polaco Milik.

Reina y Callejón, indiscutibles en el Nápoles

Atrás es donde el equipo está más limitado. Pepe Reina es el encargado de equilibrar una línea en la que los centrales bajan el nivel del equipo. Koulibaly, Maksimovic y Albiol son contundentes y van bien por alto, pero no rápidos. Les cuesta cubrir las subidas de Hysaj y Ghoulam, dos laterales de corte ofensivo.

Por suerte, Pepe Reina está al quite. Porterazo. Poco o nada que añadir sobre el madrileño, que llegó al Nápoles en 2015 tras una temporada para olvidar en el Bayern de Múnich. Es indiscutible en la portería y uno de los jugadores más queridos por la afición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here