Otra vez toca minimizar un nuevo éxito del Real Madrid

0
141
minimizar exitos real madrid
@realmadrid

Otra vez, parte de la canallesca poniendo peros a otro éxito del Real Madrid. Más de uno no ha digerido que el cuadro blanco dispute su tercera final consecutiva en la Champions League. El verbo minimizar al equipo blanco se conjuga de nuevo. Hago un alto a lo que se publica en Barcelona. No merece la pena dedicarles una palabra. Que disfruten de su doblete, pero inevitablemente, el 26 de mayo estarán pegados a la tele.

De nuevo, a minimizar el pase del Real Madrid a la final. Que si las manos de Marcelo, el regalo de Ulreich. Otro argumento que el Bayern fue superior al Real Madrid o el gran partido de Keylor Navas. ¿Para qué está entonces el costarricense? ¿Solo para atizarle cuando no tiene una buena tarde? Otros dieron a la cantinela de la marcha de Zidane si no gana la final de Kiev o el debate de marras y partidista. Si tiene más valor ganar un doblete o la Champions League. Con todo quedan retratados. Que Dejen a los madridistas disfrutar del momento. 

Hace una semana me quedé perplejo del análisis del Arsenal-Atlético. Tras el baño de los gunners se tildó de gesta el empate del Atlético cuando el club londinense mereció haber ganado de calle el partido. Pero se topó con un sensacional Oblak. Al esloveno le llenaron las orejas con adjetivos. Su actuación no fue por suerte. Como el gol de Griezmann. Fallo en la zaga del Arsenal e inoportuno resbalón de Musfati.

Y haciendo causa común por la actuación arbitral. Al francés Turpin le dieron estopa por expulsar a Vrsajlko en el minuto 9 por doble amarilla. La segunda, un pisotón claro y sin ninguna duda. “¡Cómo se atreve a dejar a un equipo en inferioridad en el minuto 9!” fue el lamento de algún compañero.

Modric: “Siempre quieren minimizar nuestros éxitos”

Un Atlético que aburre a las ovejas con su fútbol. Cerrojazo atrás y aprovechar una ocasión suelta. Entremedias, huérfano de fútbol. Un peñazo, un truño. Pero que el fin justifica los medios. Ni una crítica. A la canallesca que se viste de colchonero les vale y les llega. La escoba y el martillo lo sacan para el Real Madrid. Los madridistas están curados de espanto. “Siempre hay polémica, pero siempre quieren minimizar nuestros éxitos. Estamos acostumbrados”, dijo Modric en Antena 3 tras el partido frente al Bayern. Es lo que pasará si el Real Madrid gana la final de Kiev. Y si la pierde, les hará felices. Pobrecitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here