La clausura del Calderón

0
86
benzema calderon atletico 500 goles
Real Madrid's Karim Benzema, center, celebrates after scoring a goal during a Spanish La Liga soccer match between Real Madrid and Atletico de Madrid at the at the Vicente Calderon stadium in Madrid, Spain, Sunday, Oct. 4, 2015.

Domingo 20 de noviembre de 2016. El Real Madrid lo ha vuelto a conseguir. Cristiano Ronaldo ha firmado un nuevo hat-trick y el equipo de Zidane ha sumado los tres puntos. Pero, en esta ocasión, había algo más, algo que lo hacía especial e histórico. Sí, estamos hablando del último triunfo merengue en el Calderón. El próximo derbi ya se ganará en el Wanda Metropolitano.

Aquel estadio, que había dado tantas tardes de tristeza y alegría para los madridistas, se despedía en su último derbi. Los atléticos esperaban lograr un triunfo que pusiera el broche de oro al Calderón. Sin embargo, no tuvieron en cuenta que enfrente estaba el todopoderoso Real, que hace que lo imposible sea posible. Así fue. En la historia de los enfrentamientos entre Atlético y Madrid figurará siempre la victoria blanca en los anales del Manzanares.

Los blancos pasaron por encima del Atlético de Madrid en un choque que finalizó con un 0-3, pero que pudo haber terminado con una manita. Además, este partido supuso un punto de inflexión para los de Chamartín. Después del Calderón, los de Zidane recuperaron su mejor versión para coronar un 2016 mágico con un nuevo título y números de récord.

Bloque y equilibrio

Entrando en materia, destacaron dos figuras por encima del resto. La primera fue Isco, que cuajó un excelente partido, quizás el mejor desde que defiende la camiseta del Madrid. El segundo fue el goleador, Cristiano Ronaldo. Tapó las bocas de los críticos con una magnífica actuación y se llevó a casa un nuevo balón firmado por todos sus compañeros.

El conjunto entrenado por Zidane salió al terreno de juego convencido de sus posibilidades. Realizó una presión alta y no dejó jugar a los locales. Además, combinaron las transiciones rápidas con jugadas de toque y precisión. Fue un dominio madridista. Los jugadores defendían como un bloque y en ningún momento el Madrid perdió el equilibrio, este famoso término, acuñado por el técnico galo, que tan buen resultado está dando en Concha Espina.

Este fue uno de mis momentos del año. Hay muchos y algunos como la Undécima, Supercopa de Europa, Mundialito y la victoria en el Camp Nou serán difíciles de olvidar. Pero esto es lo que tiene un club como el Real Madrid, que año tras año sigue haciendo historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here