Keylor Navas, el felino debe seguir arañando

0
71
keylor navas mundial-clubes

Si hay algo por lo que se caracteriza el fútbol es por su poca memoria. En un momento, los jugadores, entrenadores o incluso los equipos enteros pueden pasar de ser entronizados a sucumbir en un pozo de críticas. En esta ocasión, Keylor Navas parece haberse convertido en el centro de las acusaciones de algunos sectores del madridismo.

El guardameta del Real Madrid quizás no vivió su mejor noche este domingo en la derrota de los blancos ante el Sevilla. Particularmente en el tanto encajado tras el disparo de Jovetic. Sin embargo, esto no es para nada suficiente motivo para dudar de la capacidad del costarricense. Ha quedado bastante demostrado a lo largo de los dos últimos años que la capacidad y calidad de Keylor es digna de la portería del mejor equipo del mundo.

Lo que habla ahora es la tristeza tras la derrota ante el Sevilla y, sobre todo, el fin de la racha de 40 partidos consecutivos sin caer derrotado. Con total seguridad, cuando pasen unos días y el madridismo digiera este bache momentáneo, la titularidad de Keylor Navas volverá a ser indudable. Parece que hayamos olvidado ya la excepcional temporada 2015/16 que cuajó el costarricense y que, claramente, fue vital en la consecución de la ansiada Champions League y permitió a los blancos luchar por la Liga hasta el final.

Solo el que salta al césped se arriesga a cometer errores

La agilidad felina de Keylor y su habilidad para detener los lanzamientos de penalti están fuera de toda duda. Está claro que Kiko Casilla es un fantástico guardameta, ¿cómo sino iba a defender la portería del Real Madrid?. El catalán ha demostrado tener una capacidad brutal, pero los méritos de Keylor le hacen insustituible. Lo más fácil es siempre tener un chivo espiratorio al que culpar de las derrotas, pero en esta ocasión es totalmente injusto que este sea el costarricense. Porque, en realidad, no lo debería ser nadie. A lo largo de una temporada a veces se pierde, es algo natural, sino el fútbol sería un aburrimiento. Y no por ello hay que achacar las culpas a alguien.

Keylor Navas es un trabajador innato y nunca se podrá dudar de su compromiso, y si en esta ocasión no tuvo una actuación tan brillante como en otras que le vamos a hacer. Pero, ¿acaso no es precisamente el que sale al terreno de juego el que se arriesga a sufrir las críticas?. Es muy fácil hablar desde fuera y creer que otro lo habría hecho mejor. Pero, ¿quién te asegura que Kiko Casilla habría detenido el lanzamiento de Jovetic o, incluso, alguno de los balones que sí interceptó Keylor? A posteriori es muy sencillo valorar y criticar, pero no debemos dejarnos llevar por los impulsos. Zinedine Zidane debería, y estoy seguro que lo hará, seguir confiando en el costarricense para dirigir al equipo desde la portería. Solo con confianza y una buena gestión desde el banquillo se pueden lograr grandes éxitos en el fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here