Kashima pasa a la final gracias a un penalti de VAR

0
34
kashima-final VAR
kashima-final

El VAR (árbitros asistentes de video, en sus siglas en inglés). Vayan haciéndose con el nuevo término. Y con el gesto del colegiado principal. Las dos manos dibujando un rectángulo que significa que va a visionar la jugada en una pantalla. Se acerca a la banda, que no a la barra, ve la jugada y decide. Así marcó su primer gol el Kashima Antlers. Una falta en el medio campo colombiano, delanteros y defensas se preparan para el remate. Al final de la touche que forman, Berrío zancadillea a Daigo. La acción no es vista por el juez de banda desde su posición privilegiada, sin interferencias. Kassai tampoco.

El partido sigue con alguna protesta tímida de los jugadores asiáticos. Pero un minuto después, en un saque de banda, el árbitro no deja reanudar el juego, hace el gesto de marras y decreta penalti. Por cierto, lo que los árbitros de video, ni el principal en el visionado, es que el jugador japonés estaba en fuera de juego.

penalti-kashima

El Atlético Nacional fue mejor equipo que el Kashima, de aquí a Lima (o a Medellín, mejor dicho). Jugó más y fue más peligroso, sobre todo en la primera parte. En este periodo probó el larguero de la meta nipona en un par de ocasiones. El primer palo incluso fue una doble ocasión en la que Mosquera se estrelló contra la madera y Berrío no aprovechó el rechace. Sus argumentos eran de peso. Como Borja, un delantero incómodo, con recursos, que se enfrentaba a una zaga inocente. Como Uribe, un mediocentro con mucha llegada.

Pero al descanso el Kashima se pudo ir con dos goles de ventaja, algo que impidió la mano de Armani a un espléndido cabezazo de Ueda un par de minutos después de abrir el marcador. El descanso trajo otra imagen curiosa. Reinaldo Rueda imitando al árbitro con el gesto del vídeo por un piscinazo de Berrío en el minuto 45. Pero esto no es el ojo del halcón del tenis. Aquí quien decide acudir al vídeo es el árbitro o sus videoárbitros, los que están en el VAR.

 

Dominio sin éxito y zarpazos finales

Tras el descanso el guion estaba cantado. El equipo de Reinaldo Rueda dominó a placer, pero generó poco peligro. La zaga japonesa no se vio en muchos apuros. Incluso cuando otorgaba algún regalo, los colombianos lo desaprovechaban. Como Dajome, que mandó a las nubes en el 67 un balón que le cayó suelto de rebote.

El Kashima, atrás, esperaba alguna contra. Y esta llegó en el 82. Shibasaki corre la banda izquierda y pone un balón al área. Armani sale mal, con el pie y el balón se lo lleva Endo, que se lo deja atrás y de espaldas a la portería marca de tacón. Dos minutos después, el tercer mazazo. Esta vez la jugada se genera por la derecha para que Yuma defina a placer para poer celebrarlo imitando a Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid ya sabe, si elimina al América, con quien se va a enfrentar. Se esperaba al Atlético Nacional, pero así es el fútbol. El Kashima Antlers hace historia en el Mundialito y será el primer equipo asiático en disputar la final. Un resultado engañoso, fruto de la inoperancia colombiana en el remate y del videoarbitraje. El próximo paso será retirar a los humanos como jueces. En unos años, tras el VAR seguro que asistiremos al primer arbitroide.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here