Unos ‘ciervos’ rápidos y… con cornamenta (antler)

0
33
antler

El Kashima Antlers dio la sopresa, se impuso al Atlético Nacional colombiano y será el rival del Madrid en la final del Mundial de Clubes. Kashima, ciudad portuaria japonesa, significa literalmente isla de ciervos. Y Antler, en inglés, significa cornamenta. Pues mucho ojo con la rapidez y dinamismo del equipo nipón, ejemplo del crecimiento del fútbol del país asiático. El Kashima es el último peldaño que debe subir el Real Madrid para convertirse en el equipo con más Mundiales, antes Copa Intercontinental, de la historia. Una manita de títulos, ahí es nada.

mucho ojo con el kashima

El Kashima se ha convertido en el primer equipo asiático en plantarse en la final del Mundial de Clubes. Además, juega en casa y el estadio de Yokohama apoyará masivamente al equipo local (la distancia entre el estadio Internacional y la ciudad de Kashima es de 130 kilómetros). El equipo nipón es el más laureado de su país desde que se inició la etapa profesional, en 1993. El conjunto de la isla de ciervos suma ocho entorchados en Liga y tras él están el Yokohama Marinos y el Jubilo Iwata, con tres. Y en la Copa también manda: seis títulos por tres del Tokyo Verdi.

 

Masatada Ishii, técnico del año en Japón

Mucho ojo también con el entrenador del Kashima. Es el técnico de moda en Asia y se está ganando el respeto del fútbol mundial. Se trata de Masatada Ishii, exjugador -entre otros- del Antlers y que tras colgar las botas comenzó a entrenar en las categorías inferiores del Kashima. Tras varios años dirigiendo diferentes equipos le llegó la oportunidad de ponerse al frente del primer equipo. Se marchó el mítico Toninho Cerezo -le echaron- e Ishii se sentó en el banquillo. Fue en julio de 2015. Y desde esa fecha ya ha ganado dos títulos: la Copa de 2015 y la Liga de 2016. Y ahora, tras hacer historia y meter al primer equipo asiático en la final del Mundial de Clubes, quiere tocar el cielo… pero enfrente estará un tal Real Madrid.

¿Cómo juega el Kashima? El juego sintetiza los valores del pujante fútbol japonés. Realizan un juego rápido, con combinaciones dinámicas y en el que el rigor táctico está siempre por encima de los valores individuales. Un equipo siempre bien colocado, que busca rápido el área contraria cuando recupera el balón y que es solidario -muy solidario- cuando no lo tiene. En los tres encuentros que ha disputado en el torneo así lo ha demostrado. Primero se deshizo del Auckland City (2-1), después del Mamelodi Sundowns (2-0) y por último del Atlético Nacional (3-0). Siete goles a favor y sólo uno en contra. Mucho ojo.

 

Yuma y su gol a lo Crstiano Ronaldo 

Y aunque el colectivo predomina sobre lo individual conviene detenerse en algunos nombres propios. Uno, el delantero Mu Kanazaki. Es la estrella del equipo. Comenzó muy bien el año y ahora no está en su mejor momento, pero siempre está ahí. Otro, el centrocampista Yasushi Endo. Es uno de esos jugadores imprescindibles por su trabajo. No exento de calidad, como demostró en el gol de tacón anotado en la semifinal. Y uno más, el joven atacante Yuma Suzuki. Va ganando peso a sus 20 años aunque su papel suele ser el de revulsivo. Ahora se le conoce más tras marcar en las semifinales del torneo y celebrar el gol al estilo Cristiano Ronaldo. Confesó que -además de admirar al portugués- lo festejó porque muchos periodistas le preguntaban antes del partido si iba a celebrarlo así. Dicho y hecho. El toque exótico lo pone el brasileño Fabricio.

Quizá el punto más débil del equipo nipón está en la zaga. Ueda y Shoji son dos jóvenes centrales con mucho futuro y calidad. Sin embargo, adolecen de cierta contundencia a la hora de enfrentarse a los delanteros rivales. Y esto debe ser aprovechado por un Real Madrid que -no podía ser de otra manera- es el claro favorito para apropiarse del quinto título universal y convertirse en la única entidad pentacampeona. Pero aún así, mucho ojo con un Kashima incómodo y que tendrá el apoyo incondicional de la grada. Los de Zinedine Zidane deben dar la talla para volver a ser campeones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here