Julio Baptista, de jugador a bestia

0
181
julio baptista florentino di stefano
Real Madrid's President Florentino Perez, left, Brazilian midfielder Julio Cesar Baptista, center, and Real Madrid's honorary president Alfredo Di Stefano pose during the official presentation of Baptista as new player for the Spanish club in Bernabeu Stadium, Madrid 57861(c)AP-Radial Press

Julio Baptista llegó al Real Madrid para la temporada 2005/2006. Tras un año irregular fue cedido al Arsenal en un cambio de cromos por José Antonio Reyes. Pero volvió al club blanco un año después. Ese año, con Bernd Schuster en el banquillo, el Madrid conquistó el campeonato de Liga.

Antes de su fichaje Julio Baptista había maravillado a todos jugando en el Sevilla. Las expectativas que creó en el club sevillano fueron enormes. En el Real Madrid, a pesar de demostrar en algunos partidos su descomunal potencia y calidad, fue menos de lo esperado.

La transformación de Julio Baptista en ‘La Bestia’

Julio Baptista nació en la ciudad brasileña de São Paulo y allí fue también donde se formó profesionalmente. Desde 1999 hasta el verano de 2003 estuvo en la plantilla del equipo brasileño. Por aquel entonces Julio Baptista desempeñaba el papel de mediocentro más defensivo. Su media de goles por temporada era muy inferior de lo que se vería después.

Para la temporada 2003/2004 Julio Baptista aterriza en Sevilla. El ojo de Monchi, director deportivo del Sevilla, no suele equivocarse y con Baptista también acertó. Fue en el Sevilla donde Baptista se transformó en ‘La Bestia’.

Joaquín Caparrós, entrenador del club de Nervión por aquel entonces, decidió adelantar la posición del jugador. La potencia de Baptista en el área rival resultaba imposible de frenar. Así lo demostró jugando ya como delantero durante las dos temporadas que estuvo en el Sevilla FC. En su primer año anotó veinte goles en liga y en el segundo dieciocho. Había nacido un nuevo jugador que llamaba la atención a toda Europa.

Su paso por el Real Madrid

Con la mejor carta de presentación llega Julio Baptista a Madrid. Y con las expectativas tan altas y el coste de su fichaje (25 millones de euros) había prisa por verle rendir al mismo nivel que en Sevilla. Pero esto solo se vio de forma muy irregular y en algunos partidos. Aunque la primera temporada del jugador brasileño en el Real Madrid también fue irregular para el equipo.

Al comienzo de la temporada el también brasileño Luxemburgo era el que se sentaba en el banquillo. Los malos resultados, entre ellos una derrota contra el Barcelona en el Bernabéu, supusieron su destitución. Juan Ramón López Caro, hombre de la casa, ocupó el puesto para lo que restaba de temporada. Al final de ésta, Baptista se marcha al Arsenal a cambio de José Antonio Reyes.

En Londres le pasa lo mismo que en Madrid. En algunos partidos demuestra unas aptitudes tremendas pero sin embargo no encuentra la regularidad de antes. Al cabo de un año el Arsenal no ejerce su derecho para quedarse al jugador y este vuelve de nuevo al Real Madrid.

En su segundo año en el conjunto blanco las cosas le fueron parecidas en lo individual, pero el equipo consiguió conquistar la Liga. Quizá uno de los goles más recordados es el que le hizo al Barça en el Camp Nou para ganar el partido cero a uno. Durante estos dos años se probó a Baptista en diferentes posiciones debido a la competencia en la delantera. Quizá por eso ‘La Bestia’ no llegó a encajar del todo y al final de esa temporada terminaba su etapa en el Madrid fichando por la Roma.

La vida de Julio Baptista después del Real Madrid

En Roma siguió demostrando su calidad con actuaciones de lujo, pero la regularidad y explosión que Baptista encontró en Sevilla no se volvieron a repetir. Dos años y medio en Roma hasta que fichó por el Málaga en el mercado invernal de la temporada 2010/2011. De nuevo el aire andaluz sacó lo mejor de ‘La Bestia’. Completó la segunda vuelta del equipo malagueño a un gran nivel anotando nueve goles en once partidos.

El nuevo Málaga de jeque Al-Thani que tras meterse en Champions consiguió llegar a los cuartos de la competición más importante del mundo, también fue el Málaga de Julio Baptista. Aunque el brasileño no tuvo el mismo papel determinante estos últimos años debido a las lesiones. En el verano de 2013 Baptista vuelve a su país para jugar con el Cruzeiro.

En el Cruzeiro estuvo dos años y en ambos ganó la Serie A de Brasil. Aunque tuvo un papel secundario (de lujo), debido en parte a las lesiones. En 2016 ficha por el Orlando City de la Major League Soccer de Estados Unidos. Al término de la temporada estadounidense no se sabe aún si Baptista se quedará en Orlando, pero seguro que allí o en otra parte seguirá pisando el césped de algún campo de fútbol.

Con la Selección brasileña consiguió dos Copas de América (2004, 2007) y dos Copas Confederaciones (2005, 2009). Además fue parte de la plantilla que jugó el Mundial de Sudáfrica 2010.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here