Los goles de Isco y el misterio sin resolver de su suplencia

0
281
isco y el molinon

Hay muchas cosas que no entiendo, y una de ellas tiene como protagonista a Isco. No comprendo su condición de suplente en un equipo en el que Gareth Bale es indiscutible. Poco importa que el galés sea hoy por hoy una sombra, un jugador lastrado por las lesiones que aporta más bien poco. Los vimos en el 1-1 ante el Atlético de Madrid de hace una semana y en la victoria (1-2) sobre el Bayer de Múnich del pasado miércoles. Todo lo contrario que el malagueño, un futbolista que está en un gran momento de forma y que fue el artífice de la victoria (2-3) lograda por el Real Madrid en Gijón el sábado 15 de abril.

El Sporting, en zona de descenso a Segunda, recibió un castigo inmerecido cuando el chut del malagueño superó a Cuéllar. Golazo desde la frontal con la diestra. Es el noveno que logra en Liga esta temporada. Son los mismos que lleva Benzema, otro miembro de la famosa BBC que, al igual que Bale, parece tener patente de corso. Pero me quedo con el primero de lo dos que logró en El Molinón. No sólo por ser un golazo de manual, sino por cómo lo festejó.

Lo celebró como si nada. Besito al antebrazo y dedos índices hacia el cielo. Y ya. Se le vio fastidiado. Feliz, pero jodido. “Para lo que me va a servir”, debió pensar el malagueño. Yo cavilé lo mismo cuando marcó el 1-1. La celebración del segundo, el 2-3, fue otra cosa. “Quizá ahora sí juegue ante el Bayer. Quizá no me tenga que ir del Bernabéu este verano”, debió meditar tras dar el triunfo al Real Madrid y firmar un partidazo en El Molinón. Está ahora por ver qué decide Zidane. Lo tiene fácil: Isco y 10 más ante los alemanes.

 

Isco y el Madrid más español de la 16-17

La BBC debería tener las horas contadas. Sería una decisión valiente del técnico. Tan valiente como la alineación que presentó ante el Sporting. Un once de ‘suplentes’ con siete españoles, algo inédito esta temporada. Habría que rebobinar al curso 15-16 para encontrar un Real Madrid tan nacional. Fue en la jornada 32 en la victoria (4-0) ante el Eibar, en un encuentro en el que jugaron Casilla, Arbeloa, Carvajal, Nacho, Isco, Lucas Vázquez y Jesé.

Le salió bien la jugada a Zidane ante el Sporting, aunque sufrió más de lo esperado. Sobre todo por la situación del conjunto de Gijón, enterrado en la zona de descenso y casi condenado a Segunda. No jugó el Real Madrid un buen partido. Fue lento, sin mucha presencia en las bandas y muy blando en defensa. Hablemos primero de la zaga y de cómo encajó los dos tantos rojiblancos. En el primero, Casemiro no siguió a Duje Cop, su marca, en el desmarque. En el segundo, Vesga remata solo. Dos fallos, dos goles.

 

Coentrao no fue el peor en El Molinón

En cuanto al ritmo… Lento. Algunos dirían que pausado. El Real Madrid permitió al Sporting tener el balón y llegar a la meta de Casilla en más ocasiones de lo esperado. Le faltó peso en el centro del campo o iniciativa para presionar la salida de balón del rival. Kovacic estuvo bien, de los mejores junto a Isco. En el lado contrario, Lucas Vázquez y James. Muy grises ambos.

Y hablando de nombres propios, no queda otra que hacerlo de Fabio Coentrao. El lateral portugués fue titular 164 días después. Ese es el tiempo que ha pasado desde que formó en el once inicial de Zidane en el empate (3-3) ante el Legia de Varsovia el 2 de noviembre de 2016 y el duelo del 15 de abril en Gijón. Entre ambos choque disfrutó de minutos, 31 en total, en las victorias ante Sporting en Lisboa (1-2) y Granada (5-2).

No estuvo mal ante el Sporting de Gijón. No le exigieron mucho en defensa y estuvo participativo en ataque. Quizá no sea el exfutbolista que todos pensabamos. “No estoy en condiciones de jugar en el Real Madrid”, dijo hace pocas fechas. Quizá exageraba para darnos lástima. No obstante, ante el Bayern de Múnich, por si las moscas, en el banquillo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here