Una final contra el Bayern tendrá que seguir esperando

0
67
real madrid sergio ramos bayern de munich
Real's Sergio Ramos, second left, scores his side's 2nd goal past Bayern goalkeeper Manuel Neuer during the Champions League semifinal second leg soccer match between Bayern Munich and Real Madrid at the Allianz Arena in Munich, southern Germany, Tuesday, April 29, 2014.

Resulta curioso que dos de las más grandes equipos de la historia del fútbol europeo sigan sin verse las caras en una final. Esta temporada tampoco será. La rivalidad entre Real Madrid y Bayern Múnich es posiblemente la mayor que se puede dar en el concierto continental. Ambos han disputado ya 22 partidos entre si. Ahora volverán a jugar un par de ellos con las semifinales como premio.

El Bayern es, por delante de la Juventus (con la que hemos jugado 18 partidos)  el equipo al que más veces se ha enfrentado el Real Madrid en competición europea. Han sido 22 partidos, pocos o realmente ninguno que no tenga nada que contar. Siempre han sido batallas igualadas, incluso cuando uno u otro se han pintado la cara, porque también se han dado goleadas incluso a domicilio. Lo curioso es que entre ambos equipos han protagonizado 24 finales (14 blancas y 10 alemanas), pero ninguna entre ellos. Habrá que seguir esperando.

La igualdad entre ambos ya se refleja en los números globales: 9 victorias blancas, 11 muniquesas y 2 tablas. Han sido 31 goles del Real Madrid por 33 del Bayern. Y siempre en la Copa de Europa. Y nunca, en la final. Ni siquiera que la ida o la vuelta sea en un campo o en otro es relevante.

Excepto una vez que quedaron encuadrados en el mismo grupo, todos los duelos han sido en eliminatorias. Cinco fueron para el Bayern y otras tantas para el Real Madrid. Las dos veces que se cruzaron en cuartos el que pasó fue el equipo blanco. Con un detalle relevante y es que el cruce empezó en Alemania, como va a empezar el de esta edición.

 

Las dos veces en cuartos pasó el Real Madrid

En la 87-88 era la tercera vez que se veían ambos equipos. La eliminatoria empezó con derrota blanca en Múnich (3-2) y vuelta en la eliminatoria en el Bernabéu (2-0). Fue la venganza de la temporada anterior cuando en semifinales los blancos cayeron 4-1 en el Olímpico y solo pudieron ganar 1-0 en casa clasificándose el Bayern para la final.

El segundo cruce en la ronda de cuartos fue en la 01-02. La temporada anterior la suerte había sonreído al Bayern, que nos eliminó en semifinales tras imponerse en los dos partidos, especialmente en la ida que ganó 0-1 en el Bernabéu. Por tanto, tercer enfrentamiento seguido el disputado en 2002. La ida fue en Múnich y el gol de Geremi valió su peso en oro (2-1). En el Coliseo de La Castellana, Helguera y Guti firmaron el pase a semifinales, en las que eliminamos al Barcelona. Luego Zidane, en la final, dejó ante el Leverkusen un tanto para la posteridad.

Otra clasificación blanca se dio en la 99-00. Aquel año españoles y alemanes estuvieron encuadrados antes en el mismo grupo de la liguilla de octavos. Hubo dos repasos de los bávaros: 2-4 en el Bernabéu y 4-1 en el Olímpico. Pero en la antesala de la final la historia fue distinta. Fue la eliminatoria de Anelka. Suyo fue el gol que abrió la eliminatoria en Madrid. Un segundo gol de Jeremies, en propia puerta, permitió a los blancos ir con una buena renta a Múnich (2-0). Jancker metió el miedo en el cuerpo a los 12 minutos, pero Anelka, a la media hora, puso las tablas. En la segunda parte marcó Elber y el marcador no se movió más. En la final, el Madrid ganó el título al Valencia.

 

Zidane y Sergio Ramos

En la 03-04 el cruce fue en octavos. En la ida, en Alemania, empate a uno con goles en la parte final del partido de Makaay y Roberto Carlos. Ya en el Bernabéu, Zidane, a los 32 minutos logró el gol de la clasificación. Diez años después, en la 13-14, en la antesala de la Décima, Benzema conseguía el único gol de la ida en el Bernabéu. En la vuelta, la apoteosis. Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo conseguían sendos dobletes y firmaban el 0-4 en el Allianz. Una vez más, el cruce con los bávaros conllevó a la postre el título, esta vez ante el Atlético.

Esta eliminatoria servía de venganza a Sergio Ramos, quien dos años, en la 11-12, antes falló el penalti decisivo de la única vez que ambos equipos dirimieron sus disputas en la tanda desde el punto fatídico después de que tanto allí como acá acabaran los partidos con un resultado de 2-1.

 

El primer duelo, en 1976

Lo curioso de todo es que tuvieron que pasar dos décadas desde el comienzo de la Copa de Europa para que Real Madrid y Bayern se vieran las caras. La primera vez fue en la 75-76. Los alemanes buscaban su tercer título consecutivo, el Real Madrid llevaba diez años de sequía tras el título de los ye-yés en el 66. Eran las semifinales. El Real Madrid llevaba un torneo impresionante, tras remontar en octavos al Derby County y eliminar en cuartos al por entonces potentísimo Borussia Monchengladbach. En la ida, en el Bernabéu, empate a uno e incidentes al final del encuentro. En la vuelta, Torpedo Muller no dejó muchas opciones con goles en el 9 y en el 31.

El último cruce por reseñar se dio en los octavos de la 06-07 y fue de color germano. La eliminatoria comenzó en Madrid y Van Bommel, en el 88, estropeó el buen resultado y consiguió un gol de oro que dejaba en mínima la buena ventaja blanca para Múnich (3-2 gracias a un doblete de Raúl y otro tanto de Van Nistelrooy. En la vuelta, un fallo de Roberto Carlos al minuto de juego permitió a Makaay abrir el marcador y poner la eliminatoria del lado alemán. En la segunda parte Lucio ponía las cosas más complicadas y aunque Van Nistelrooy marcó de penalti en el 83 los blancos no pudieron lograr la igualada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here