Festival de Casillas en Múnich y escorzo de Zidane en Madrid

0
425
bayern 2004 casillas zidane

Esta vez fue en los octavos de final, muy lejos del partido decisivo, cuando se cruzaron bávaros y madrileños. Los blancos, como campeones de su grupo, jugaban el segundo encuentro en casa. Los alemanes, sorprendidos por el Olympique de Lyon en su grupo, eran la bola envenenada del sorteo. Y le cayó al Madrid de los Galácticos. En su máxima expresión, la constelación de Florentino ya estaba completa y Casillas ya había subido al cielo como un Santo.

Y así, con todos, se jugó la ida bajo una temperatura gélida de Múnich y nieve rodeando el Olímpico. Hitzfeld seguía al frente de la nave muniquesa. En la blanca estaba Queiroz. En el campo Ronaldo y Beckham se unían a Figo y Zidane. Además, Raúl, Casillas, Guti…  Lo raro era que para el eje de la defensa el técnico portugués decidiera poner a Raúl Bravo, un lateral zurdo, por delante de zagueros puros como Pavón o Mejía.

Por primera vez el Madrid no salió derrotado del Olímpico. Posiblemente lo logró en el peor partido que había disputado hasta entonces en su campo maldito. Solo se entiende por los milagros que uno tras otro fue realizando Iker Casillas. Esto y un error monumental de Kahn, que dejó escapar bajo su cuerpo una falta lejana de Roberto Carlos en los estertores del partido. Mucho premio para un mal partido, pero se volvía de Múnich con un tesoro.

 

Trabajo a destajo de Casillas en Múnich

El Bayern respetó mucho al Madrid. Incluso Hitzfeld prefirió alinear a un central como Demichelis como medio tapón en detrimento del más ofensivo Salihadmizic. Al principio parecía que el Bayern daba por bueno un empate sin goles y jugárselo en la vuelta. Como el Madrid tampoco pareció que buscara el gol el Bayern dio un paso adelante.

La primera ocasión alemana la protagonizó Roberto Carlos, con un despeje defectuoso que no cogió la puerta de Casillas por poco. Fue algo premonitorio del mal partido blanco. Muchos estuvieron mal, pero no Casillas. En el primer tiempo, aunque en dos tiempos, detuvo sendos tiros de Ze Roberto y Hargreaves. Luego, sacó un córner que llevaba veneno olímpico. Del Madrid la única noticia fue en el minuto 44 con un tiro flojo de Ronaldo.

El festival de Casillas continuó en la segunda parte para desesperación de todos los alemanes. Salihadmizic, Makaay, Pizarro, Ballack lo intentaron. Al final, el delantero holandés conectó un cabezazo y adelantó al Bayern. Faltaba un cuarto de hora. Otro Bayern con más calidad hubiera intentado darle el tiro de gracia al Madrid. Pero entre que no dio ese paso adelante y el fallo de Kahn ocho minutos después, el partido murió en empate.

 

La fe de Salgado y el escorzo de Zidane

Para la vuelta no estaba la pareja brasileña del Real Madrid. Ni Roberto Carlos ni Ronaldo. Pero sí estuvo Zidane. Y con el francés fue suficiente. Recital técnico de Zizou, que además anotó el tanto. Aunque más de medio gol fue obra de la fe de Michel Salgado, capaz de luchar con quintales de fe por un balón aéreo en el área alemana. Su brega ganadora sorprendió a la zaga alemana de tal manera que el  balón fue hacia un Zidane solitario y su escorzo-volea besó la red de Kahn.

El Bayern estuvo a punto de empatar. Casillas, primero, paró con apuros un duro tiro de Ze Roberto. Luego, por partida doble al filo del descanso. En una contra el meta blanco desvió un tiro de Makaay. En el córner posterior, Míchel Salgado salvó bajo  palos un tiro de Pizarro.

La segunda parte se jugó más cerca del área de Casillas que en la de Kahn. Aunque lo cierto es que las ocasiones más claras estuvieron en las botas de Guti y Raúl, que no supieron rematar la eliminatoria. Por su parte, el Bayern demostró que fútbol no le sobraba. La gresca final fue el triste colofón a una eliminatoria en la que Casillas y Zidane pusieron la nota diferenciadora entre dos equipos parejos en vulgaridad.

 

Alineaciones

Ida, 24 de febrero de 2004. Bayern Múnich-Real Madrid (1-1)

BAYERN MÚNICH: Kahn; Sagnol, Kuffour, Robert Kovac, Lizarazu (Salihmadizic 46); Hargreaves, Demichelis (Jeremies 90+), Ballack, Ze Roberto; Pizarro (Santa Cruz 76) y Makaay. Entrenador: Ottmar Hitzfeld.

REAL MADRID: Casillas; Míchel Salgado, Helguera, Raúl Bravo, Roberto Carlos; Figo, Beckham, Guti, Zidane: Raúl y Ronaldo (Solari 90+). Entrenador: Carlos Queiroz.

ESTADIO: Olímpico. 59.000
ÁRBITRO: Terje Hauge (Noruega). Tarjetas a Figo, Zidane, Ronaldo, Ballack y Demichelis.
GOLES: 1-0 (75) Makaay. 1-1 (83) Roberto Carlos.

 

Vuelta, 10 de marzo de 2004. Real Madrid-Bayern Múnich (1-0),

REAL MADRID: Casillas; Míchel Salgado, Mejía, Helguera, Raúl Bravo; Beckham, Guti (Borja Fernández 90+), Figo, Zidane, Solari (Cambiasso 90+); y Raúl. Entrenador: Carlos Queiroz.

BAYERN MÚNICH: Kahn; Sagnol (Salihamidzic 67), Kuffour, Robert Kovac, Lizarazu; Hargreaves (Schweinsteiger 46), Ballack, Demichelis, Ze Roberto; Pizarro (Santa Cruz 68) y Makaay. Entrenador: Ottmar Hitzfeld.

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 80.000
ÁRBITRO: Urs Meier (Suiza). Tarjetas a Míchel Salgado, Lizarazu y Ze Roberto.
GOL: 1-0 (32) Zidane.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here