El éxito de Zidane es tener una plantilla enchufada

0
336
jornadas exito zidane varane morata sevilla copa del rey
Raphael Varane (5) Real Madrid's player celebrates the (2,0) after scoring his team´s goal. Copa del Rey between Real Madrid vs Sevilla FC at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid, Spain, January 4, 2017 .

Un nuevo éxito de Zidane: 3-0 ante el Sevilla sin tener que contar con Cristiano Ronaldo.  Más de un madridista se llevó las manos a la cabeza ante esta decisión. El luso no estaba lesionado. Zidane quiso darle descanso. Unos la catalogaron de osadía, otros de locura y algunos de que el galo priorizaba los objetivos y que tiraba la Copa. Seguro que si el Madrid se la hubiese dado más de un sector de la crítica le habría atizado de lo lindo por prescindir de CR7. Los mismos que han pedido más de una vez  que el  entrenador de turno no le echara narices para sentar a Cristiano de vez en cuando. Pues Zidane lo hizo ante el Sevilla y alguna vez más.

Ante el Sevilla, mas de un antimadridista se frotaba las manos viendo la alineación inicial. Sin Cristiano, Sergio Ramos, Lucas Vázquez, Pepe, Kovavic, Benzema, Isco, Keylor Navas. Creían que el Madrid se la iba a pegar bien. Luego se llevaron un chasco. Zizou volvió a hacer magia. Nuevo éxito. De nuevo en un 4 de enero. Un año justo de su debut en el banquillo. Esta fecha ya se es de culto en el santoral madridista que se une a las que conmemoran Champions o Mundiales de Clubes.

Zidane demostró que ya no es un becario. Una etiqueta que le colgaron cuando llegó al banquillo madridista. Cierto que su experiencia como técnico era pequeña. Nadie llega a una profesión dominándola en toda su extensión. Necesita un rodaje. El día a día ayuda a crecer. Y en el fútbol partido a partido. Un año después, Zidane es un entrenador de ley. Con letras mayúsculas. De éxito. Aparte de haber sabido gestionar un vestuario con tantos egos como es el madridista, el francés prepara los partidos a conciencia y meticulosidad.

El éxito de Zizou es el de todo el vestuario

Su apuesta ante el Sevilla fue valiente. No le tembló el pulso dejar fuera de la lista Cristiano Ronaldo y a Benzema en el banquillo. Su planteamiento fue acertadísimo. Pobló la zona ancha con cinco centrocampistas: Casemiro, Kroos, Modric, James Rodríguez y Marco Asensio para tener el control del juego tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. La implicación fue total. El primer tiempo fue primoroso. De lo mejor de esta temporada. 3-0 al descanso. Muchos lo han querido manchar este éxito con ayudas de Mateu Lahoz. En el Sevilla nadie lloró. Ellos sabían que el Madrid les había dado un baño en el primer tiempo. Que tuvieron un par de clamorosas ocasiones, pero chocaron con el acierto de Kiko Casilla.

Y con el de Zizou. Él se ha ganado el respeto y complicidad de un vestuario. Todos asumen su rol. Los que no son titulares de manera continuada no desprecian los minutos que tienen. Los juegan con intensidad y compromiso. Su éxito en el banquillo lo comparte con todos. Él es uno más. Su talante ha calado en el vestuario. Atrás quedaron tonos subidos, órdenes de sargentos. Aparte de títulos y récord de partidos seguidos sin perder el gran triunfo de Zizou es tener a toda una plantilla enchufada y comprometida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here