El espíritu de Juanito,más vivo que nunca

0
365
juanito real madrid
Football - 1981 European Cup Final - Liverpool 1 Real Madrid 0 Real's Juan Gomez " Juanito " at the Parc des Princes, Paris. 27/05/1981

Juanito estaba llamado a ser futuro entrenador del Real Madrid. Estaba dando sus primeros pinitos en el banquillo. El Mérida iba a ser su trampolín. El de Fuengirola no quiso perderse el Real Madrid-Torino de semifinales de la Copa de la UEFA que se disputó el 1 de abril.  Soñaba con dirigir al equipo blanco y volver a vivir noches mágicas europeas. Pero de regreso a tierras extremeñas su sueño se truncó definitivamente. Juanito, que viajaba como copiloto de un Peugeot 405, propiedad de Pepe Fouto, presidente del Mérida, fallece en un accidente de tráfico.

El suceso ocurrió a las dos de la madrugada. En el kilómetro 161,600 de la Carretera de Extremadura.  A la altura de la localidad toledana de Calzada de Oropesa. El preparador físico del Mérida, que conducía el coche, no pudo esquivar los troncos que habían invadido la calzada y que unos minutos antes había perdido un camión de matrícula portuguesa.

 

“Illa, illa, illa, Juanito Maravilla”

Tras su muerte se instauró un ritual en el Santiago Bernabéu. En el minuto 7 de cada partido hay un cántico. Que sale del corazón. “Illa, illa, illa, Juanito Maravilla”. Un momento que pone la piel de gallina. El reconocimiento a una leyenda del madridismo.

Juanito renunció al Barça por el Madrid

Llegó al Burgos tras ser rechazado por el Atlético. En su segunda temporada, el Barça llegó a ofrecer 40 millones de pesetas por su fichaje. Pero Juanito dio calabazas a los culés. Quería jugar en el Madrid. Su sueño se hizo realidad unos meses después. En noviembre de 1976 estampó su contrato con el Madrid en Casa Lucio. 27 millones de pesetas costó su fichaje.

 

Juanito formó una gran sociedad con Santillana

Fue una frase muy manida que definió muchos partidos del Madrid. “Centro de Juanito y gol de Santillana”. El ‘7’ y el ‘9’ formaron una gran sociedad. Se compenetraron a las mil maravillas. Juanito puso el talento y Santillana la efectividad. Precisión en el denominador común. Uno, con el centro. El otro, con su portentoso salto. Una fórmula que se repitió muchísmas veces. El cántabro ayudó mucho al de Fuengirola en su adaptación al vestuario blanco.

 

 

‘Cabezón’, así le llamó Gordillo, su gran amigo, a Juanito

Pero sin ninguna duda, Gordillo fue su gran amigo. Con el de Almendralejo entabló una gran amistad. Forjada en las concentraciones con la Selección. Pero tuvo que esperar años para ser compañeros en el Real Madrid. ‘Cabezón‘ así llamaba Gordillo a Juanito. ‘Supersónico‘ fue el mote que le puso Héctor del Mar, comentarista fetiche en aquellos tiempos.

 

A Juanito le jugó malas pasadas su ‘pronto’

Su excesivo ardor, carácter indómito y rebelde le jugó malas pasadas. Un ‘pronto’ que le perjudicó en su carrera. La UEFA le sancionó en un par de ocasiones. La primera en 1978 tras zarandear al colegiado alemán Prokop tras caer eliminado el Madrid ante el Grasshoppers. La segunda, tras pisar en la espalda a Matthäus en un Bayer-Real Madrid en 1987.

 

 

Juanito, ideólogo de las remontadas europeas

Lo de miedo escénico se le ocurrió a Jorge Valdano. Pero Juanito fue uno de los padres de las remontadas europeas. “90 minuti in el Bernabéu son molto longos”. Una frase mítica que resumió perfectamente el espíritu competitivo y ganador del de Fuengirola. Junto a Camacho supo transmitirlo a la pujante ‘Quinta del Buitre’. Nada de rendirse. Darlo todo hasta que el árbitro pite el final del partido. El legado que dejó  Juan Gómez, Juanito, sigue vigente en el madridismo. En los últimos años, se ha podido ver con los títulos o goles decisivos logrados por el Madrid en los minutos finales. El espíritu de Juanito sigue vivo.

En el recuerdo, su celebración por la remontada ante el Borussia Mönchengladbach. Aquí os la dejamos para que las recordéis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here