Dos largueros y cinco paradas de Oblak evitan el triunfo

0
129
Oblak evita triunfo Real Madrid
@Atleti

El Atlético se escapó vivo. En el primer tiempo se pudo ir goleado de manera escandalosa. Dos largueros y cuatro paradas de Oblak lo evitaron. Marco Asensio y Marcelo mandaron dos zapatazos a la escuadra. Y luego, providencial el meta colchonero. El esloveno realizó intervenciones de mérito. A Cristiano Ronaldo, por partida doble, a Varane y Dani Carvajal. Increíble. La racha liguera del Atlético en el Bernabéu se prolonga.

Además, una jugada polémica. Un posible penalti de Juanfran a Kroos en el minuto 25. Hubo contacto, pero Estrada Fernández no lo pitó. Luego, en la segunda parte, manotazo de Godín a Lucas Vázquez (que sangró en el labio) tampoco fue señalado por el catalán. Buen bagaje colchonero en los dos duelos ligueros. Dos penaltis que no le pitaron en la vuelta a los que hay que sumar los tres de la ida en el Wanda. Uno de ellos, la patada de Lucas Hernández a Sergio Ramos, ¿se acuerdan?

A estas acciones hay que sumar que el gol del Atlético no debió subir al marcador. Griezmann tenía su pie izquierdo adelantado por milímetros. Si el VAR hubiese estado funcionando no habría subido el 1-1. Marcelo protestó la acción. La jugada siguió y el galo se encontró con un balón suelto que acabó rematando tras tocar levemente en Varane. Tercera diana de Griezmann en las últimas tres visitas ligueras.

Griezmann fuera de juego gol
twitter

Oblak tenía por delante a toda la flota de Fray Escoba

Simeone metió la flota de los autobuses Fray Escoba en el césped del Santiago Bernabéu. Todo el equipo reculado en su área. Custodionando, arropando y tapando a Oblak. La consigna era aguantar la embestida blanca y tratar de sorprenderle a la contra. Solo un disparo de Diego Costa que encontró una buena respuesta de Keylor Navas.  Increíble que se fuera el Atlético con empate a cero a la caseta.

Tras el descanso, el Real Madrid siguió metiéndole intensidad. A los 53 minutos, Bale metió un centro profundo y preciso al interior del área donde Cristiano Ronaldo la enchufó sin parar a la red. Un golazo. Un tanto que hacía justicia. Dos minutos después pudo llegar la puntilla. Con los mismos protagonistas. Pero el luso no llegó por poco al centro del galés.

Y lo que es el fútbol. Con el marcador a favor y un rival miedoso y ramplón llegó el 1-1. Cuatro minutos después del de CR7. Y la cosa pudo ser peor. Keylor Navas le sacó un disparo a Koke con marchamo de 1-2. A la contra, los colchoneros trataron de buscar su Dorado. Saúl remató con intención fuera.

Mientras, en el minuto 62, Cristiano Ronaldo dejó su puesto a Benzema. Un cambio pactado. Y con las salidas de Modric e Isco, el juego del Real Madrid se intensificó. Marcelo, imperial por la izquierda. Llegando hasta la línea de fondo y dibujando pases de gol. Pero el 2-1 no llegó. En el descuento, Sergio Ramos tuvo dos ocasiones. En la primera, Oblak se lució con un paradón en el lanzamiento de una falta. Quinta parada decisiva del esloveno. Y en el córner posterior, cabezazo al primer palo del capitán que se marchó fuera por centímetros.

Al final, reparto de puntos. Al Madrid se le escapa la segunda plaza y se le complica la tercera. A buen seguro que en Can Farça se llevaron un chasco. Hubiesen preferido una victoria blanca por aquello del hipotético pasillo. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here