Las derrotas se perdonan,
pero esta mala actitud no

0
134
Actitud Espanyol
@LaLiga

Es verdad que la Liga está perdida. Da igual si estamos a 14, 17 o 19 puntos del liderato. Es una diferencia totalmente insalvable. Y hasta es lógico que sea difícil encontrar motivaciones para disputar las jornadas que quedan sin un objetivo (los puestos de Champions League están casi asegurados). Pero la imagen dada ayer es inaceptable. No puede ser que el Real Madrid salga con esa actitud al terreno de juego.

Los tres himnos del club ya lo dicen. “A triunfar en buena lid” el de las mocitas, “Sale el Madrid a luchar, sale el Madrid a ganar” el del centenario y “Ya ataca mi Madrid” el de la Décima. El Real Madrid no juega para ver lo que pasa, no juega a perder, ni a empatar no sale al campo apático y sin actitud. El Real Madrid lucha y pelea sean cuales sean las circustancias, aunque el liderato esté a 50 puntos.

Y el equipo ayer no luchó. Todo el buen trabajo conseguido en las últimas jornadas parece haberse esfumado ayer, 28 de febrero de 2018, con la derrota por 1-0 ante el Espanyol. Los tres puntos perdidos casi parecen lo de menos, porque lo más preocupante fue la actitud de los jugadores sobre el terreno de juego. Sin ganas, sin coraje, casi andando sobre el césped. Y mira que ha habido derrotas dolorosas esta Liga, pero en las otras al menos se intentó vencer, cosa que no pasó ayer.

Ramos y Keylor, los perdonados

Y el suspenso es prácticamente generalizado. Los titulares deberían esforzarse más por mantener su puesto y los suplentes deberían salir a comerse el mundo. Pues ni Isco ni Marcos Llorente. Ni Bale ni Benzema. Ni Achraf ni Ceballos. Todos fracasaron en esta derrota. Solo se salvan dos. Sergio Ramos, que le echó un par y fue a por la victoria en los últimos minutos poniéndose de delantero. Y Keylor Navas que nada pudo hacer en el gol del Espanyol y tuvo algunas paradas de mérito.

Repito, la Liga está perdida. Pero el Real Madrid siempre debe tener motivos para seguir peleando, para seguir ganando. El tercer o el segundo puesto, el honor, la imagen, cualquier cosa. Pero no se puede permitir que los jugadores del mejor club de la historia, sean del plan A o del plan B, salgan a jugar a nada al campo. Echadle ganas y haced al menos que la afición acabe la temporada algo orgullosa de su equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here