Derrota sin juego por un fuera de juego

4
611
Derrota sin juego por un fuera de juego
Twitter

El Real Madrid no está en esta Liga. Más allá de que el segundo gol gerundense fuera en fuera de juego, nuestros jugadores hicieron en Montilivi el peor partido, de lejos, de la temporada. Tras una racha de 13 partidos consecutivos ganando a domicilio llegó la primera visita en la historia a Montilivi y saltó la sorpresa.

Zidane no dejó a nadie de sus titulares en el banquillo. Nada de rotaciones pues tampoco Asensio parece que esté a la altura de los primeros encuentros. Pero ante el Girona no funcionó nada. Sin laterales -tanto que Achraf y Marcelo fueron sustituidos al alimón por Zidane a la desesperada por Lucas Vázquez y Asensio que tampoco aportaron nada-, con una sala de máquinas gripada y sin ideas por parte de Modric y Kroos y en la que solo tira del carro Isco y con un ataque desaparecido donde ni Cristiano ni Benzema provocan ningún tipo de peligro.

El varapalo pudo ser peor porque el Girona se topó dos veces con el palo. Casilla también tuvo que salir unas cuantas ocasiones. En cambio, nosotros hicimos que Bono fuera intrascendente en el partido, lo que ya es grave. En otras ocasiones hemos podido contar varias ocasiones y lamentarnos de la mala suerte. Esta vez ni eso. Ni siquiera el gol en fuera de juego de Portu en el segundo gol sirve de excusa. En todos los lances del partido los jugadores del Girona metieron fuerte la pierna.

 

Dos palos salvadores antes del descanso

Y eso que el inicio no pudo ser más alentador. Al fin y al cabo un centro-chut de Maffeo se encontró con el palo. Lo que pudo ser el primer gol catalán en un minuto se convirtió, gracias a Isco, que aprovechó un rechace de Bono a tiro de Cristiano.

También la defensa blanca ha tenido mejores días. El primer grave error lo protagonizó Sergio Ramos en un pase fallido pero Casilla se adelantó a Stuani. En cambio, Isco era de lejos el mejor. Benzema no controló bien un pase del malagueño y se dejó el balón atrás. Al minuto Cristiano falló en un control y malogró otra ocasión. En el minuto 35 llegó el segundo balón al palo con un cabezazo de coronilla de Portu que dio en el poste antes de pasearse el balón por la línea de fondo. Total, victoria al descanso y gracias.

 

Al abismo en cuatro minutos

Varane, un corte suyo evitó el empate antes del descanso, se quedó en el vestuario con molestias y salió Nacho. En el minuto seis el Real Madrid reclamó un penalti por mano de Aday bajo palos tras un remate de espuela de Benzema. Pero en un día negro para los blancos tampoco el árbitro estuvo de nuestro lado. Hernández Hernández tampoco sacó ninguna tarjeta a los de Pablo Machín pese a sus 20 faltas.

En el minuto 54 se abrió el capítulo de la hecatombre. Pere Pons, ante la candidez, por no decir permisividad, de Modric y Casemiro se hace un eslalon. Su zig-zag acabó ante Nacho, pero el rebote le llegó a Stuani que quebró bien al gaditano y batió a Casilla. Cuatro minutos después el balón se paseó de nuevo en el área blanca y Portu, partiendo de posición ilegal, aprovechó de tacón a dos metros de la línea de gol un tiro fallado de Maffeo.

 

Lo peor: sin poder de respuesta

El Madrid tocó arrebato pero en ningún momento puso en aprietos al Girona. Solo cuando el balón estaba en los pies de Isco se barruntaba algo. Pero era demasiado trabajo para hacerlo en solitario. El Girona cerró todas las vías e incluso tuvo algún acercamiento para agrandar el resultado.

Mucho tiene que cambiar el juego. Ni mucho menos la Liga está perdida, faltaría más. Pero aún ganándole los seis puntos al Barcelona seguiríamos dos por debajo de los azulgranas, que no parecen levantar el pie. Queda mucha Liga y falta mucho juego. Si esto no cambia, mala pinta.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here