Cristiano Ronaldo y Benzema,dos vasos comunicantes

0
65
cristiano ronaldo defiende

Son dos vasos comunicantes: Cristiano Ronaldo y Benzema. Entre ambos fluye una complicidad, un talento brutal, una sintonía que enriquece y da equilibrio en el juego del Real Madrid. Ante el Nápoles se vio. Una de las grandes noticias que dejó este partido fue el gran rendimiento que mostraron tanto uno como el otro. Los dos brillaron. Intercambiaron posiciones sobre el rectángulo de juego y alcanzaron el mismo nivel. El Real Madrid se aprovechó enormemente de ello.

La dupla también intercambió roles. Benzema hizo de goleador y Cristiano de asistente. El portugués no marcó pese a tener un par de buenas ocasiones, pero estuvo generoso. Originó la jugada del 2-1 con una arrancada para luego dar un pase medido a Kroos. Se mostró participativo. Nada individualista. En vez de apretar el gatillo buscó la opción de que lo hiciera un compañero. A Benzema le puso dos balones con marchamo de gol. El segundo acabó estrellándose en el poste.

<<El luso aparcó su individualismo y buscó a sus compañeros en ataque>>

Cristiano se aprovechó de la movilidad de Benzema. El francés con su libertad de movimientos le dejó al portugués la posibilidad de alternar el juego como ‘9’ puro o entrar por la banda. Esta sociedad se complementa a la perfección. Se pudo ver ante el Nápoles. Y es que los dos responden a la teoría de los vasos https://es.wikipedia.org/wiki/Vasos_comunicantescomunicantes. “Aunque cambie la posición de los vasos, el líquido siempre alcanza el mismo nivel”. 

<<El francés pareció levitar y un bailarín en algunas fases del partido>>

No es de extrañar que el luso sienta predilección por tener al lado al francés. Éste le busca, le deja espacios, le asiste. Le hace ser mejor. Ante el Nápoles fue el luso el que buscó al galo. Benzema estuvo imperial. En especial, durante el primer tiempo. No se había cumplido el primer minuto y encañonó a Reina con un disparo centrado que el meta lo sacó con reflejos. Luego, gol de cabeza tras un pase descomunal de Carvajal con el interior. y al filo del descanso,con  un toque sutil envió el balón al poste. Benzema se movió con elegancia sobre el verde. Pareció levitar. Simuló ser un bailarín con el balón en  una baldosa. Dominando espacio y tiempo. Una delicia.

El madridismo levantó una copa o sus vasos por el regreso de Benzema

Benzema necesitaba un partido así para reinvidicarse tras varios señalado nuevamente por su apatía y frialdad. Karim es como es. Una pena sus desconexiones, pero nadie puede dudar de su talento.

Otra lectura positiva que dejó el Real Madrid-Nápoles fue la aportación goleadora de los mediocampistas. Kroos y Casemiro sacaron sus cañones de media y larga distancia. Dos golazos que dieron aire y distancia en la eliminatoria. Zidane les viene insistiendo a los dos que no se corten y disparen a portería. Sin ninguna duda es una alternativa interesante para enriquecer las opciones del juego en ataque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here