Contador, un DEPORTISTA y MADRIDISTA, con mayúsculas

0
1041
Alberto Contador deportista madridista
@albertocontador

Alberto Contador se despidió por la puerta grande del ciclismo. Cierto que finalmente no pudo subirse al podio en el Paseo de La Castellana. Se tuvo que contentar con la cuarta posición. Le faltó un poquito para ser tercero. Se quedó a 20 segundos de Zakarin. Pero en la retina de todos los amantes del deporte del pedal, su exhibición en el Angliru. Coronó un puerto de leyenda. Una gran despedida para un ciclista de leyenda.

El pinteño recibió el calor y la gratitud del público madrileño. El pelotón le dejó pasar en primer lugar durante la primera vuelta (de las cuatro) que había que recorrer por el circuito por el centro de la capital. Contador fue aclamado, aplaudido por los cientos de miles espectadores agolpados en un lado del circuito.

Una despedida de leyenda. No solo por su palmarés, por su gesta en la mítica cima asturiana. Sino por comportamiento en esta Vuelta. Tuvo que remar contracorriente. Contratiempos que le tocó vivir en las primeras etapas que pronto le liquidaron para luchar por la victoria final. Viéndose sin opciones se tuvo que reinventar un objetivo: ganar una etapa.

Alberto Contador lo intentó en un sinfín de ocasiones. Se metió en escapadas, pero le faltó el último golpe de pedal. Por lo menos pudo recortar tiempo. Para entonces, se había marcado otro reto extra: meterse entre los tres primeros.

El de Pinto inició la última semana en la novena posición. Estaba a 3,59 del líder Froom. Y a 1.57 de Zakarin, tercero en la clasificación. Al ciclista del Katusha no le pudo adelantar, pero sí lo hizo a Woods, Aru, López Moreno, Chaves y Kelderman.

Además, la victoria de Contador supuso la primera de un ciclista español en la Vuelta. Lo logró en la penúltima etapa y esfumó el fantasma de que el contador de triunfos hispanos se quedase en cero. La última vez que pasó fue en la Vuelta de 1996.

El pinteño demostró ser un DEPORTISTA con letras mayúsculas. Por su afán de superación y ejemplo de combatividad. No se rindió ante las adversidades. Dio todo lo que llevaba para ir escalando puestos en la clasificación y poder brindarnos una victoria.

Contador, consumado madridista

Contador es un confeso madridista. Ha realizado en un par de ocasiones el saque de honor en el Santiago Bernabéu. La primera, el 20 de septiembre de 2009 en un partido liguero frene al Xerez. Mientras, la segunda vez fue en el 20 de octubre de 2012 ante el Celta. No es de extrañar que a corto plazo no le veamos realizando un tercero.

El ciclista de Pinto no pudo cumplir un sueño. Vestir de blanco en pelotón con el escudo del Real Madrid. “Estar en un equipo ciclista que se llamara ‘Real Madrid’ sería un sueño. Y más porque en el pelotón hay muchos corredores que son madridistas. Cuando hay partido y estamos en el extranjero, quedamos todos juntos para verlo por televisión. Sería un avance grandísimo que hiciera un equipo. Y no lo digo porque yo sea madridista”, manifestó en 2012 en la web del Real Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here