Objetivo: un colchón de 9 puntos sobre el Barça

0
46
colchon ronaldo celebracion
Spanish La Liga soccer match between Real Madrid and Sporting at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid, Saturday, Nov. 26, 2016. cristiano ronaldo

Gil Manzano evitó el domingo por la noche en Anoeta que el Real Madrid pueda salir del Camp Nou el próximo sábado con una diferencia de puntos de dos dígitos. Los blancos aspiraban a abrir una brecha de 10 puntos sobre el Barcelona. Una barbaridad a estas alturas de campeonato sobre el eterno rival. El botín, de todas formas, se antoja apetitoso.

Ahora, tras la manita que le echó el colegiado extremeño a los azulgranas, el objetivo blanco se queda en una cifra tampoco nada despreciable: distanciar al Barcelona en 9 puntos. O lo que es lo mismo, tres partidos y el goal-average provisionalmente a favor nuestro. Un colchón importante, además de dejar al Barcelona herido y en vísperas de visitar, a la jornada siguiente, un campo siempre complicado para cualquier equipo, y en concreto para el Barcelona, como es El Sadar.

Cierto es que una victoria blanca desbancaría, más que probablemente, al conjunto de Luis Enrique de la segunda plaza. El Sevilla, si vence en Granada, seguiría a seis puntos de los merengues.También hay que recordar que en enero, en la penúltima jornada de este primera vuelta, los de Zidane visitarán el Sánchez Pizjuán. Hay que tener en cuenta que los blancos estarán por entonces con un partido menos en la clasificación merced al aplazamiento de la visita a Mestalla por la celebración del Mundialito.

Volvamos a la distancia. ¿Tendría la Liga ganada el Real Madrid con 9 puntos sobre el Barcelona? Claramente, no. El mismo Sevilla podría seguir, tras esta jornada 14, a seis puntos. Ni siquiera los azulgranas estarían descartados, aunque sí heridos.

 

En la 91-92 el Barcelona estaba más lejos

Por ejemplo, en la 91-92 el Real Madrid tenía un colchón mayor tras 14 jornadas disputadas. Gozaba de 7 puntos sobre el segundo (el Atlético) y 8 con el Barcelona, pero las victorias valían dos puntos. Es decir, estaba con más de tres partidos de ventaja. Aquel curso, el de la destitución de Antic por Beenhakker en el ecuador de la competición y estando en lo alto de la tabla, terminó con el Madrid perdiendo su primera Liga en Tenerife.

Otro año en el que fijarse fue la 98-99. Tras un tercio de campeonato la tabla parecía la clasificación de una Segunda división. El Mallorca era líder, con el Celta a tres puntos y Real Madrid a la misma distancia. Mucho más abajo, décimo, se situaba el Barcelona, a 9 puntos del líder y a 6 de los blancos. El Barça había perdido en casa ante el Villarreal y el puesto de Van Gaal peligraba. En la jornada siguiente Xavi marcó en Valladolid y el Barcelona encadenó ocho victorias consecutivas. Mientras, los blancos no puntuaron en ninguno de los tres desplazamientos siguientes. En la jornada 22 el Madrid acudió al Camp Nou y perdió. La situación se había revertido en contra nuestra y estábamos a seis puntos del Barcelona acabando a 11 en la Liga.

La única vez que un líder aventajaba en 9 puntos a su inmediato seguidor fue en la 04-05 cuando los azulgranas nos sacaron esa diferencia. Incluso llegó a aumentar a diez en algún tramo de la temporada de la misma forma que se redujo a cuatro en la jornada 23. Al final, la Liga se decidió a falta de dos jornadas y terminó con cuatro puntos de ventaja para los catalanes.

 

El colchón de ventaja de la 03-04 se esfumó

Un año antes, en la 03-04, el Madrid iba líder con dos puntos sobre el Valencia, a la postre campeón. Mucho más lejos estaba el Barcelona, octavo a 10 puntos. En la jornada 15 el Madrid ganó en el Camp Nou y dejó al Barcelona undécimo a 13 puntos. Las vueltas que puede dar el fútbol. El Barcelona fue subcampeón por delante del Real Madrid (cuarto a dos puntos de los culés).

Hace sólo cuatro temporadas el club azulgrana se dio un paseo en toda regla por el campeonato. En la 11-12, a estas alturas de curso, sacaba 6 puntos al Atlético y 11 a nuestras huestes, que ocupaban el tercer escalón. La diferencia se llegó a ir a los 18 al final de una primera vuelta casi perfecta de los culés (sólo cedió un empate). Curiosamente, la primera derrota cayó al inicio de la segunda vuelta en Anoeta. Una coincidencia ya que este año el Real Madrid abrió el campeonato en San Sebastián. Ojalá los 15 puntos de distancia al final de campeonato se repitieran ahora en beneficio nuestro.

Una victoria blanca este sábado implicaría nueve puntos de diferencia. Supondría un récord para el Madrid y un espaldarazo más para Zidane en poco menos de un año. Y sin duda alguna un golpe de autoridad. Pero más trascendente sería ahondar en la crisis del club catalán. De todos es sabido que en el fútbol, normalmente quien perdona sus ocasiones lo acaba pagando. No hay que dejar pasar esta oportunidad. Batir el récord de diferencia sobre el Barcelona (23 puntos en la 87-88 con victorias de dos puntos) sería otro cantar.

El paso que se puede dar en el Camp Nou es importantísimo, pero ni mucho menos decisivo. La Liga es la competición de la regularidad y aún quedaría mucho campeonato. Eso sí, la brecha sería un colchón de consideración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here