Santa Clos Gómez da vida al Barça, Ramos se la quita

0
38
clos gomez sergio ramos clasico
Real Madrid's Sergio Ramos celebrates after scoring his side's first goal during the Spanish La Liga soccer match between FC Barcelona and Real Madrid at the Camp Nou stadium in Barcelona, Spain, Saturday, Dec. 3, 2016. Ramos scored the equalizer goal and the match ended in a 1-1 draw. (AP Photo/Francisco Seco)

Un gol de cabeza de Sergio Ramos en el minuto 90, salva al los blancos de un tropiezo en el Camp Nou. Tropiezo con un protagonista que tuvo mucha repercusión es sus acciones. Y es que el colegiado Clos Gómez pareció dejarse el silbato en el bolsillo cuando los jugadores paseaban por las áreas rivales. 1-1 que sabe a poco a ambos equipos, pero que afianza a los blancos en este primer tramo de Liga.

 

¿Penalti? ¿Qué es eso? ¿Se come?

Esto debió pensar Clos Gómez en cada acercamiento de los jugadores de un equipo al área rival. Hasta 4 penaltis pudo haber pitado y no sacó a relucir el silbato en ninguno de ellos.

El primero en el minuto 3. Lucas Vázquez controla un balón cercano al área, se mete en ella, y cuando se echa el balón largo, Mascherano interrumpe la internada. Penalti no pitado, amarilla y posible gol blanco.

penalti-1

El segundo es algo más delicado. Minuto 12 de partido. El Real Madrid bota el balón tras un córner y el esférico golpea en el brazo extendido de Rákitic. Aplicando el reglamento, una mano en el área es penalti. Parece que esta clase se la saltó Clos Gómez, que pecó en la segunda parte, pero esta vez a bando cambiado, con una clara mano de Carvajal. Y van ya 3 no pitados.

El último a mencionar se produce en el 23′, cuando Mascherano agarra de la camiseta a Ronaldo en el área evitando que este remate de cabeza.

pemalti-4o

Veredicto, tres penaltis a favor de los blancos, uno a favor de los culés y ninguno pitado. Muy perdido estuvo en todo el partido Clos Gómez. Sin duda, lo peor del encuentro.

 

No todos los héroes llevan capa

Si hay algo que colchoneros tienen más que aprendido contra el Real Madrid es no dejar al animal blanco sin rematar. Sin dejarle sin ese último respiro. Porque cuando crees que lo tienes todo bajo control, este animal resucita y llega en forma de testarazo. Y otra vez ha vuelto a pasar, pero esta vez contra los culés. Sergio Ramos apareció de la nada, en una falta colgada por Luka Módric en el minuto 90, dando un suspiro a los merengues. 1-1 y empate que deja con un sabor agridulce a los blancos, y bastante amargo a los locales.

Gracias Sergio.

 

Iniesta y su particular ‘somnífero para todos’

El castellano-manchego salió tras el gol de Luis Suárez en el en 60′, sustituyendo a Rákitic y convirtiendo uno de los encuentros más tensos y bonitos del fútbol es un verdadero infierno soporífero. Tras una primera parte dominada por los blancos y un buen comienzo de la segunda, como si de un hechizo se tratase, Iniesta adormiló en el campo hasta al más pintado. Sueño que casi acabó en pesadilla blanca. Suerte que Ramos siempre esta vivo.

Finalmente 1-1, empate entre los dos titanes del fútbol. Reparto de puntos en el Camp Nou y el Real Madrid se descuelga un poco más en la Liga. Seis son los puntos que le adelantan frente al Barcelona, el segundo clasificado, y siete, con el tercero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here