El Atlético, entre la traición o el ser fiel a sus principios

0
50
atletico simeone principios
Atletico's head coach Diego Simeone waits for the beginning of the Champions League round of 16 first leg soccer match between Bayer Leverkusen and Atletico Madrid in Leverkusen, Germany, Tuesday, Feb. 21, 2017.

Nos ha tocado el Atlético de Madrid para las semis de Champions. Y con solo pronunciar su nombre ya se nos podemos imaginar la eliminatoria. Ya lo ha definió Ian Rush antes de sacar las bolas en el sorteo de Nyon, el Atleti es trabajo. También es intensidad (y dureza), posicionamiento, velocidad y, ahora más que nunca, talento. Porque este Atlético de Madrid, al que nos enfrentamos hace escasas semanas, está en una diatriba importante esta temporada. ‘Traicionar’ su estilo de juego o mantenerse fiel a sus principios. Y parece que ha ganado la segunda opción.

Desde la llegada del Cholo Simeone a principios de 2011 los indios se han caracterizado un estilo de juego muy directo y práctico. Defender bien con muchos hombres y aprovechar las pocas ocasiones que generan y los errores del rival. Este juego defensivo se basa en un sistema de ayudas muy poderoso, que exige físicamente a los 11 jugadores sobre el verde. Un balance constante y una presión gradual según el momento del partido.

La intensidad es otra de sus señas de identidad. Los pupilos de Simeone no escatiman esfuerzos. Todos presionan, todos defienden. Es normal ver a su delantero centro defender un córner y a su estrella, Antoine Griezmann bajar a cortar un contraataque. La intensidad en ocasiones se convierte en dureza. El Atlético es un equipo que no duda en meter la pierna y que juega al límite. Pero eso no nos ha amilanado en ninguno de los derbis de estos últimos años.

 

Un conjunto que se ha mantenido fiel a sus principios

A comienzos de esta temporada 2016/17, el Atlético de Madrid confeccionó una plantilla que planteó un cambio de sistema y juego. Ya no había que fiarlo todo a la inspiración del goleador (aunque desde la marcha de Diego Costa en el verano de 2014 el Atleti no tiene un killer en condiciones). Además, con la baja de Augusto Fernández por una lesión de larga duración, y la edad y estado físico de Tiago, impedían mantener un centro del campo que la temporada anterior formaba habitualmente con 4 mediocentros (Tiago/Augusto-Gabi-Koke y Saúl). Koke se ubicó al lado de Gabi, favoreciendo la fluidez del juego, y Carrasco entraba en un 11 que contaba con más talento que nunca. El mencionado extremo belga, Griezman, Gameiro, Gaitán, Correa, Torres… la lista de hombres ofensivos del Atleti propiciaba un estilo más combinativo y ofensivo pero, al final, el ‘cholismo’ se impuso.

La muralla del Atlético

El Atleti jugaba mejor, creaba muchas ocasiones, pero era más frágil defensivamente. Al final, a principios de 2017, el Cholo volvió a su fórmula del éxito y el equipo remontó el vuelo. Volvieron los resultados cortos y los partidos aburridos, pero también lo hizo un Atleti más reconocible. Oblak es el guardián del portón. Un portero ágil y seguro por alto, de los mejores del mundo sin duda. En defensa, la pareja Godín-Savic se ha asentado. El uruguayo es garra y experiencia, el montenegrino es la corrección hecha futbolista.

En los laterales, Filipe sigue siendo dueño y señor del lateral zurdo, siendo una de las soluciones ofensivas más buscadas por los rojiblancos. Y el lateral derecho será una incógnita. Poco a poco, el potente Vrsaljko le comió la tostada a Juanfran, pero el alicantino volvió a responder cuando el croata se ausentó por lesión hace apenas un mes. Pero ahora es Juanfran el lesionado, y parece que Vrsaljko estará recuperado para la vuelta. ¿Quién jugará el martes? Giménez, que venía haciéndolo en las últimas semanas se rompió contra Las Palmas. Parece que van a tener problemas ahí. Es la posición que ofrece más dudas.

Un medio campo con variantes

En el medio, Gabi sigue siendo el ‘pulmón’ del equipo. No para de correr, de robar, y de pegar. El capitán es el que ordena la presión, pero es limitado con el balón en los pies. A su lado, Koke o Saúl. Con Koke hay una mejor salida de balón, aunque se pierde en poderío físico en el medio. Con Saúl, el físico está garantizado pero el 8 tiene menos claridad para sacar la pelota y comete errores en conducción por su ímpetu. También está la opción Giménez, recientemente reconvertido en mediocentro, aunque esto pasa por ser una solución de urgencia para determinados partidos y bajas.

alienacion atletico
Alineación tipo del Atlético de Madrid

Delante del doble pivote, el Cholo dispone dos interiores, normalmente Koke o Sául (dependiendo de quién se quede en el medio) y Carrasco. El belga se ha vuelto a imponer como el hombre-talento en la banda y dará muchos problemas. Es rápido, siempre encara, y tiene la habilidad para marcharse de su marcador. Habrá que vigilarle de cerca. Si el otro que juega como interior es Saúl, habrá que estar atento a sus prolongaciones de cabeza. Una jugada muy habitual es la apertura a banda para que Saúl peine y Griezmann o Gameiro ganen al espacio.

Otras opciones son Gaitán y Correa. El ex del Benfica es un hombre de talento, con una buena pierna izquierda, pero con poca adaptación al equipo. Correa en cambio es la revolución hecha futbolista. Es un revulsivo, para jugar entre líneas, ya sea en una banda o como segundo punta, y habrá que estar atentos a su dinamismo y capacidad para revolverse en pocos metros.

Griezmann y el otro

Arriba, Griezmann es el rey. El francés hace todo en este Atleti. Es la referencia ofensiva, es el que dirige las contras, defiende, ayuda a mover el balón en el medio… Y aun así, tiene aire y talento para hacer goles. Pero los hace él y poco más, porque sus compañeros de delantera no le están ayudando en esa labor. Gameiro no es delantero que pedía el Cholo y que requiere su estilo. Es un hombre para la velocidad pero muy fallón. Y Torres, pues es Torres. Aun tiene cosas de esas que le llevaron a ser uno de los mejores 9 de Europa pero está en un evidente declive. Aun así, no hay que fiarse.

 

El DAFO del Atlético de Madrid

El DAFO es un análisis económico-empresarial que se utiliza para conocer las Debilidades de tu empresa, Amenazas de la competencia, Fortalezas de tu negocio y Oportunidades del mercado. Vamos a jugar a ser empresarios con el Atlético. Aunque pueda parecer que no, este Atleti tiene en sus principios sus mayores debilidades. El hecho de ser un equipo tan pragmático, hace que los del Cholo rara vez cierren los partidos, siempre dejan al rival con posibilidades por no salir a tumba abierta y exponerse. Esa falta de ambición es su mayor error. También el balón parado. Paradójicamente, una de las artes que más dominan es una de sus debilidades más acuciantes esta temporada. Y con nuestro potencial por alto y los precedentes…

¿Amenazas? Griezmann, Carrasco, la segunda línea, el balón parado… El Atlético es un equipo que te hace daño con muy poco y, sobre todo, se vale de los despistes de los rivales para hacer daño. Si estamos 100% concentrados, no nos harán daño. En cuanto a sus fortalezas está claro. Ellos mismos son una fortaleza, defensiva. Es muy complicado hacerles daño por arriba, con dos centrales poderosos en el juego aéreo y un portero valiente y fiable. Pero no son invulnerables, y se les puede desarbolar con paciencia y movilidad en ataque. Y para eso están los Modric, Kroos, Cristiano, Benzema, Isco (que les hizo mucho daño en el derbi liguero del Calderón).

Nuestras oportunidades pasan por estar concentrados y demostrar quiénes somos. Hay que salir a mandar y tener cuidada la retaguardia. Con nuestro poderío ofensivo les podemos hacer daño y, sobre todo, no hay que especular. Tenemos que ser fieles a nuestros principios y machacarles si hay ocasión. Porque si hacemos como ellos, conformarnos con un resultado corto, nos pueden hacer daño. Si somos el Real Madrid, si nos comportamos como los Reyes de Europa, estaremos en la final de Cardiff.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here