Marco Asensio, la última perla es la que más brilla

0
92

Marco Asensio está llamado a ser uno de los grandes nombres del Real Madrid en los próximos años. El joven jugador llegó al Madrid el pasado verano procedente del Espanyol. En su primer partido de blanco anotó un golazo en la final de la Supercopa de Europa contra el Sevilla. Calidad no le falta al chaval, pero está por ver si es un jugador de futuro en el Madrid. Lo tiene todo a favor pero estas apuestas por el talento joven no siempre han salido bien en la casa blanca. Vamos a hacer un repaso por algunas de las perlas que fichó el Madrid y salieron rana:

 

Pedro León

Llegó en el verano de 2010 y fue el tercer fichaje de la era Mourinho. Iba para crack. Muchas eran las expectativas puestas en él. En sus tiempos en el Valladolid le llamaban “el Beckham de Pucela”. El portugués José Mourinho y el murciano nunca se entendieron. Apenas tuvo protagonismo, la mala relación con el técnico, el cual le acusó varias veces de no tener el compromiso que debería, le condenó. Acabó siendo cedido al Getafe en la temporada 2011, un año después el equipo azulón oficializaría su compra. El Madrid se vio las caras con el interior en la última jornada en el partido contra el Eibar.

 

Nuri Sahin

Fue comprado por el Real Madrid en la primavera de 2011 y lo hacía como el mejor jugador de la Bundesliga. Era uno de los fichajes estrella de esa temporada, pero por un motivo u otro nunca pudo triunfar vestido de blanco. En su segundo entrenamiento como madridista se lesionó en la rodilla izquierda. Una lesión que arrastró durante mucho tiempo. El talento que había deslumbrado a todos en Alemania se desvaneció. La presión de jugar en el Madrid le quedó muy grande. Se marchó cedido al Liverpool y tiempo después regresó al Dortmund, su actual club.

 

Sergio Canales

Otro jugador que apuntaba a crack, deslumbró a Mourinho, pero Ozil se cruzó en su camino. Jorge Valdano fue el encargado de su fichaje. Viajó a Santander y cerraron el traspaso por 4.5 millones de euros. En su primer partido con el conjunto blanco Mourinho alucinó con él y dijo: “Este niño tiene cosas de Guti”. Por su parte Gento también le echó flores: “Canales ganará muchos títulos con el Real Madrid, como lo hice yo”. Pero todo cambió para él cuando en un partido contra el Mallorca fue sustituido por Mesut Ozil. El alemán se impuso al prometedor Sergio y por aquel entonces el joven de 19 años bajó los brazos. Acabó cedido al Valencia al año siguiente. Ahora juega en la Real Sociedad, y tampoco es titular.

 

Asier Illarramendi

En 2013, después de la época de Mourinho, un joven que había deslumbrado en San Sebastián llegó a la capital de España. Se le consideró el heredero natural de Xabi Alonso, y como si de un aprendiz se tratase se le preparó para ocupar su posición el día que Alonso no estuviera. Levantó una Copa del Rey, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. Pero su contribución a estos títulos no fue la esperada. Su error en el segundo gol del Dortmund en la vuelta de los cuartos de final de la Champions le condenó. Estuvo dos temporadas para finalmente volver a la Real Sociedad, donde pilota el centro del campo donostiarra. Lo más recordado de su etapa de blanco fue cuando quiso torear a una vaquilla durante los carnavales de 2014.

 

Con Marco Asensio la cosa parece distinta. El mallorquín está quemando etapas de manera impecable, y eso es en parte gracias a Zidane, que no está exigiéndole responsabilidades por encima de su edad. Llegará hasta donde quiera, y le dejen. Aquí somos muy de Asensio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here