La armería la tiene el de Madeira

0
206
La armería la tiene el de Madeira
@realmadrid

Cristiano ya tiene totalmente olvidada su crisis de principio de temporada. En la Liga ya mantiene esa portentosa efectividad de la Champions. Al Real Madrid le costó más ganar en Ipurua que en el Parque de los Príncipes ante un Eibar que en muchas fases del encuentro estuvo mejor que los blancos. Pero tener en las filas al mejor delantero de la historia tiene estas cosas. Y eso que bajo los palos armeros estuvo un Dmitrovic que mantuvo vivo el partido con un par de escandalosas intervenciones.

Zidane alineó al teóricamente equipo de gala excepto Benzema. O al menos el que lo era hasta el pasado martes. En el banco se quedaron los niños de París, aunque el dibujo mantuvo un 4-4-2 con Cristiano y Bale en punta e Isco, bastante desdibujado, detrás. Empezó el partido y los de Mendilibar salieron a morder. El Madrid sufrió más que ante el PSG. Solo en el primer minuto tuvieron tres llegadas. Un principio de partido con un par de fallos de Sergio Ramos, los únicos en todo el encuentro.

Fue en el minuto 6 cuando Bale gozó de la primera ocasión. Pero el partido era dominado por los armeros. Navas tuvo que despejar de cabeza en la frontal del área y luego se lució a un tiro de Kike García desde el pico del área. Un encontronazo dejó fuera de combate a Varane, que tuvo que ser sustituido por Nacho. Casi a la media hora se pudo adelantar el equipo local en un remate de Jordán. Saltó solo, pero cruzó demasiado el cabezazo. El Madrid contestó con una contra en la que a Bale se le fue largo un control y Dmitrovic tapó bien el remate. Cristiano pescó el rechace pero se demoró en armar el remate.

Modric asiste, Cristiano define

En la siguiente acción no perdonó. Modric cortó un pase en la medular e hizo un paso con el exterior de 40 metros a Cristiano, que acomodó el pecho en el control y se plantó en el área para no perdonar por el palo corto. El Eibar había bajado el pistón y la calidad blanca empezó a imponerse ligeramente. Isco no llegó al remate en una incursión por la derecha de Cristiano, muy enchufado todo el partido. Es evidente que tiene ganas de recuperar todo el terreno perdido en los primeros meses. El Eibar respondió con una internada por la izquierda de Inui, pero su pase rasó murió en las manos de Navas.

Al descanso nos fuimos con una mano estratosférica de Dmitrovic a un latigazo de Cristiano tras dos amagos. El Eibar volvió a salir en la reanudación con ganas. Escalante puso a prueba al meta costarricense con un lejano centro-chut que exigió lo mejor de Keylor. De este córner nació el empate cuando Sergio Ramos perdió la marca de Ramis. El central armero le buscó la espalda para elevarse con comodidad y rematar picada la pelota. 

El gol espoleó a los blancos mientras que el Eibar se tomaba un resuello. Habían igualado la contienda a los cinco minutos de la reanudación y eso les dio tiempo para dosificarse. El Madrid empezó a llegar con asiduidad pero sin tino. Cristiano remató alto, Modric cruzó un exceso una buena jugada individual, Dmitrovic volvió a lucirse en un tiro de Cristiano tras pase de Bale y este último también conectó un testarazo que no encontró portería.

La ‘espaldinha’ de CR7

El partido dejó dos grandes detalles técnicos. Modric hizo un par de caños en una jugada en la primera parte. En la segunda Cristiano hizo un control de espaldinha que acabó en un fuera de juego de Bale. El achuchón blanco decayó y el Eibar volvió a elevar las revoluciones. Zidane buscó oxígeno metiendo a Lucas Vázquez y Bezema por Kroos e Isco.

Los armeros tuvieron dos buenas oportunidades cuando el partido entro en su último tramo. Inui no supo acomodar bien la cabeza y remató alto. Luego Paulo Oliveira hizo una media chilena en el área blanca que le salió centrada. Tampoco resolvió bien Kike García una contra.

Un cañón en la cabeza

En cambio de blanco viste Cristiano que sacó a relucir el cañón que lleva en su cabeza. Carvajal cortó en campo armero, combinó con Cristiano y Lucas, que le devolvió el esférico al carril del ocho. El lateral, medio gol fue suyo, puso un centro tenso a la frontal del área pequeña donde el luso entró como un sputnik, tanto que hasta él acabó en las redes y Dmitrovic no tuvo tiempo de reaccionar. 

Partido serio del Madrid ante un más serio todavía Eibar que ha demostrado que puede conseguir una plaza europea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here