Álvaro, Anxo, Izan y David Jiménez, los peques de La Fábrica

0
78
Alvaro Barral prebenjamin peques
@CDMostoles

Es un espectáculo. Si pueden verles jugar, háganlo. En directo o por Real Madrid TV. Son los peques de La Fábrica. Tienen entre 8 y 10 añitos. Apunten sus nombres. Alucinante como juegan. Están en esa edad en la que viven el fútbol con pasión e inocencia. Atacan, defienden. Este póker apuntan maneras. Dejemos que vayan creciendo. El tiempo dirá si su su profesión será la de futbolista. De momento, disfrutemos con ellos. De sus regates, goles.

El primero de los peques de La Fábrica es Ávaro Barral. El capitán del Prebenjamín lideró al equipo de Víctor Carvajal en la conquista del Torneo Estrella de Móstoles. Tiene 8 añitos y la rompe. Pese a su corta edad, un especialista lanzando faltas. Tiene un golpeo magistral. Y una técnica depurada. Un espectáculo verle cómo mete el pie y el balón dibuja una parábola. Inalcanzable para el portero rival. Los del Atlético y Rayo Ciudad de Alcobendas lo sufrieron en sus carnes. Tres lanzamientos, tres goles.

El segundo de los peques de La Fábrica se llama Izan. Juega en el Benjamín A que entrena Rubén Barrios. Es el más menudo del equipo y que tiene un talento prodigioso. Un extremo con descaro y un desborde explosivo. Lleva el balón cosido al pie y que en palmo de terreno supera al rival en una décima de segundo. Le gusta llegar hasta la línea de fondo y poner la pelota al corazón del área. Aunque también tiene gol. Una delicia verle jugar.

Anxo y David Jiménez, otros peques de La Fábrica

En el Benjamín A hay otros dos peques que también tienen buena pinta. El primero es Anxo. 9 años. Juega de central. Es un muro. Tiene el don de la anticipación y la colocación. Transmite fiabilidad y seguridad. Y encima tiene un golpeo magistral lanzando faltas.

El otro peque a seguir es el de David Jiménez. Zurdito que destila elegancia 10 años  Un mini Modric que juega con criterio el balón y que sabe marcar los tiempos. Uno se frota los ojos y las manos con estos peques. No sabemos si llegaran, pero de momento nos hacen disfrutar y soñar con su fútbol. Pero sin descuidar su formación. Que no pierdan la frescura y sus ganas por el balón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here