El 4-3-3 no tiene sentido si no se implican los de arriba

0
84
BBC fecha reposicion
GTRES

Suprimir el 4-3-3. Eso ha quedado patente tras lo visto ante Las Palmas y el Eibar. Con solo tres días de diferencia se pasó de una imagen a otra solvente. Si ante los canarios el Real Madrid tuvo que tirar de épica, contra los armeros ganó con autoridad. Utilizando la lógica. Imponiendo su calidad. Con talento y trabajo.

Ante Las Palmas se vio a un equipo superado. Por dos motivos. Uno, por jugar con un centrocampista menos. Dos, por el talante insolidario de los tres de arriba que no bajaron para ayudar y socorrer a los medios. Mientras, en Ipurua se vio todo lo contrario. 10 futbolistas de campo atacando, 10 futbolistas defendiendo. Hasta el discutido Benzema se le vio echando un cable en defensa. Equilibrio, solidaridad, compromiso. Un EQUIPO con mayúsculas.

Zidane supo sacar conclusiones del empate contra Las Palmas.  En Ipurua varió el dibujo. Aparcó el 4-3-3 y apostó por un 4-2-3-1. Pobló más la zona ancha. Se vio a un equipo compacto. Metido en el partido desde el primer minuto. Pese a no alinear a Cristiano, Bale, Morata, Carvajal, Marcelo o Kroos, Zidane puso en liza un once de garantías. Eso habla del plantillón del Madrid. Si faltan las estrellas hay recursos de sobra para sacar los partidos adelante. Lo único que debe privar es la lógica.

El 4-3-3 es una apuesta suicida en este Real Madrid

El 4-3-3 está muy bien estéticamente. Da juego para que luzca la BBC. Pero es un suicidio. No tiene sentido si los de arriba no se implican. El equipo se parte. Se ha visto en muchos partidos. El problema se agudizó ante Las Palmas. La Liga estuvo a punto de escaparse. Los canarios tuvieron a su merced a los blancos que rescataron un punto echando mano de la épica. Un recurso que pone a los seguidores blancos, pero del que si se abusa es porque algo está fallando.

Zidane tiene con diferencia la mejor plantilla de Europa. Su misión es que jueguen los que mejor estén en ese momento y colocarlos sobre el césped. Que estén ordenados. Y que lleven a rajatabla sus órdenes. Que lo haga con un delantero menos no es una afrenta. Tiene medios con recursos. Muchos rivales prefieren que el Real Madrid juegue con la BBC. Sabe que cuando ataquen se verán en superioridad. Zidane tiene la última palabra. El 4-4-2 ó el 4-2-3-1 da más sensación de equipo. Se ve más equilibrio. Pero si sigue apostando por el 4-3-3 que conciencie a Bale y Benzema que deben currar sin balón. Que corran hacia atrás para ayudar a los medios. Sobre todo, el galés, que es un portento físico. A Cristiano hay que liberarle. Su misión es la de marcar goles.

1 Comentario

  1. Yo prefiero tres medias puntas y un buen delantero porque los medias puntas siempre arrancan desde más atrás y es más difícil marcarles los delanteros en cuanto se le pega un defensor ya no las ve y además siempre los medias puntas son los linces del fútbol como Maradona mesi Zidane isco James el mismo Diestefano. No era delantero nato sino que era un todo terreno butragueño no era un delantero como Hugo Sánchez total parami yo prefiero a tres medias puntas y un buen delantero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here