El Rey de Europa golpea primero en Múnich, pero que se aplique el cuento

0
338
Rey de Europa
@realmadrid

Tras ganar en París y Turín, Múnich se rindió al Rey de Europa. Otra vez, golpearon primero los de Zidane. Pero que se anden con mil ojos. El Bayern ya se las hizo pasar canutas el año pasado. Y mucho más reciente en la memoria está el susto ante la Juventus. Los blancos tienen y deben aplicarse el cuento.

En Múnich se repitió el guion. Gol bávaro y ramillete de ocasiones que se van al limbo. El Real Madrid supo sufrir. Sacó arrestos y tomó el mando para firmar una nueva remontada en casa del ogro alemán. Lo cierto que el regalo de Keylor Navas en el disparo de Kimmich hizo saltar las alarmas. El debate de la portería se abrió unos minutos. A renglón seguido, Ribéry se vio con todo a su favor para poner el 2-0. Pero el galo se cagó en los pantalones. Como cacareaba el bosnio Salihamidzic.

El Rey de Europa hizo un partido práctico. Alguno buscará un penalti en su área o hablará de suerte o regalo en el 1-2. Pese a tener cinco medios, le costó tener el balón. Marcelo puso las tablas y se resarció de su error en la jugada del gol del Bayern. Y luego, a la contra, Marco Asensio puso el 1-2. El balear se está especializando en marcarle goles a los muniqueses. Muchos hablan de regalo de Rafinha. Pero la definición de Asensio, de crack.

El Rey de Europa espera llegar a Kiev a defender la corona

Tras el 1-2, el Rey de Europa supo defenderse con acierto. Viendo al Bayern, muy justito en lo físico, hacía presagiar que podría verse sorprendido a la contra. Pero no hubo un nuevo movimiento en el marcador del lado blanco. Esta vez, no marcó Cristiano. Tampoco es para rasgarse las vestiduras. Es positivo que marquen otros.

Ya  Lo peor fueron las noticias de las lesiones. Isco, en el hombro, y más preocupante, lo de Dani Carvajal. Lesión en los isquios de su pierna izquierda. Como hace un año, el de Leganés se lesionó en la semifinal. Llegó luego a tiempo a la final de Cardiff. Ahora, pasará lo mismo si el Rey de Europa llega a la finalísima de Kiev. Allí tocará defender la corona.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here